lunes, 3 de noviembre de 2008

Un tipo duro...



Llevo un tiempo oyendo como diferentes personas me dicen que soy un "tipo duro". En el ambiente en el que me muevo, repleto de gestas físicas, me pregunto una y otra vez si realmente lo somos o simplemente somos ensayos de personas que si lo fueron o lo sean en la actualidad.

Mi abuela me dijo una vez: Hijo que Dios no te permita sufrir lo que el cuerpo pueda llegar a aguantar. Doy fe que de una forma u otra en estos seis últimos años de mi vida, he llevado mi cuerpo a explorar dichos caminos dentro de un marco de ocio y disfrute dignos de un demente. Así pues he corrido varias carreras para las que la medía mortal, son tildadas de autentica sin razón. Un maratón, dos Iron "Manes", varios Raid de Aventura de 48 horas comparables a cualquier Iron Man, dos ediciones de la que dicen carrera más salvaje del mundo, el Patagonia Expedition Race y una expedición sin aporte logístico externo en la costa del Pacifico en la isla de Vancouver, Canadá.
Con el tiempo y la distancia, el recuerdo de estas gestas es siempre placentero luego me resisto a pensar que fueran hechos tan sumamente duros. Y claro, ahora me planteo, a qué se puede llamar una acción dura. Por supuesto no olvido la dureza sicológica que para los profanos pasará desapercibida en lo anteriormente citado por ser disciplinas deportivas. Y por eso no olvido presiones laborales, el día a día familiar o situaciones de estrés, tipo, estoy sin trabajo y mi familia depende de mi.

Pero claro, estas situaciones son situaciones sociales más o menos comunes y por lo tanto con un cierto colchón, digamos social. Entonces, qué sería para mi un tip@ realmente duro. Desde luego personas como Shackelton y Fitzroy son un claro ejemplo de lo que significa para mi una persona rocosa y lo curioso de este tipo de personas, es que ambas coincidían en una serie de cualidades que para mi son necesarias para ser realmente una persona dura.

De las personas que conozco, sólo de una podría decir que realmente es duro. Antonio de la Rosa, ex-bombero, dueño de una empresa de multi-aventura y capitán de uno de los mejores equipos de Raid del mundo. A priori, Antonio es una persona normal, no es un portento físico ni intelectual, sin embargo tiene una característica a la que nadie, que yo conozca le iguala. Tiene un entusiasmo y una actividad vital inigualable. Su estado natural es positivo y ni en las peores situaciones le he visto deprimido. Confía ciegamente es sus cometidos y tiene la capacidad de contagiar a los demás esa ilusión. Luego una persona dura, al contrario de lo que a priori pudiera pensarse, no debe ser una persona taciturna, insensible y parca en palabras. Al contrario, creo que debe ser una persona abierta, con capacidad de liderazgo y con poca propensión a la depresión... vamos, casi podríamos decir que es una persona viva y entusiasta que raye la hiperactiva. Y llegado a este punto os recomiendo la lectura del siguiente post de La lógica del titiritero.
Creo que los deportistas, aventurer@s e incluso algún que otro emprendedor, son personas que han logrado relativizar la dureza de determinadas situaciones, sabedoras de que el tiempo y la paciencia mitigan los esfuerzos y que los listones son siempre franqueables. Tus limites están en tu propia mente y aprender a desmitificarlos, te hace parecer más duro que la medía pero también te hace consciente de que para nada es tan inusual o complicado.

De momento me quedo con que yo si que puede que lo sea. Y solo porque Antonio, un tipo realmente duro, después de terminar la expedición de la que más arriba os hablaba y haber tenido que remolcarme en unas cuantas jornadas de duro mar, me dijera: mira, yo creía que tú ibas a quejarte y que en algún momento de este viaje explotarías; pero no, has aguantado sin queja aun siendo el más débil de los tres. Al final vas a resultar ser un tipo duro y por supuesto se rió, como siempre.

24 comentarios:

Triluarca dijo...

La que tiene razon es tu abuela;

Duro es lo que hay que pasar en necesidades forzadas, y no en un IM o un raid.

Duro es lo que le paso a Iñaki Ochoa de Olza.

Muy duro es lo que viven dia a día quienes deben luchar por sobrevivir personas en ambientes hostiles.

En un IM sabes que puedes retirarte. de los raids no hablare porque no entiendo

davidiego dijo...

que la vida no nos ponga a prueba tal que pensemos en retirarnos.

aunque el chulo del 8, el más chulo, es el menos duro, que se ha rajado para mañana...

un abrazo, tío duro, nos vemos.

edecast dijo...

Éste me ha gustado, aunque en algunas cosas creo que mezclas temas diferentes: Uno puede ser duro y no ser líder, ni necesariamente positivo hacia el exterior. Lo que ocurre es que nos acordamos de los modelos de “duros” que si tienen esas cualidades que nos hacen admirarlos de uno u otra manera, y de recordarlos, pero duros yo he conocido a muchos… también de los taciturnos y parcos en palabras.
Otra reflexión es que el deporte yo creo que curte, nos hace mas “duros” ante determinadas circunstancias de la vida, al menos esa es mi experiencia personal. Así lo siento.
También es verdad que grandes “duros”, gente con capacidad de sufrimiento desorbitada, y con muchas horas de “sufrimiento” deportivo a las espaldas, como El Chava o Pantani se retiraron del IM que a veces es la vida… Lamentablemente.

Nutria dijo...

Yo nunca había entendido el término "duro" aplicado a un ser humano como "resistente" o "a prueba de todo". Siempre lo había interpretado como duro respecto a sentimientos. Por eso que el amable caballero Antonio sea jovial, optimista, positivo e incluso hiperactivo a pesar de poder aguantar carros y carretas no me parece peradójico, sino al contrario; seguramente haya muchas cosas que solo se pueden sobrellevar sin abandonar si tienes un buen humor de acero.

txapelduna dijo...

Estoy con Enrique, la dureza hay que demostrarla en situaciones "j*das" de la vida real, como la muerte de un hijo, un accidente grave u otro tipo de tragedias. Por supuesto también, "duro" es el que resiste día tras día, mes tras mes, año tras año en las condiciones sociales y económicas más difíciles. Ya se dice que el HOMBRE se hace a todo, se adapta a todo y se acostumbra a todo. ¿Alguien ha visto imágenes recientes de los campamentos de refugiados? o imágenes de los campesinos que huyen y viven en la selva para que no los asesinen? Eso sí me parece duro.
Estoy con Enrique en que el deporte, especialmente el deporte extremo, curte el carácter, pero todo es química, todo son endorfinas, dopaminas y todo tipo de inas. Lo que sí es cierto es que hay que tener una predisposición genética a querer sufrir en lo físico, a querer llevar tu cuerpo al límite. También creo que este "entrenamiento" del cuerpo y de la mente nos permitiría afrontar la "dureza" de la vida real en situaciones complejas, pero nunca se sabe, he conocido gente muy "dura" entrar en una catarsis de depresión ...
Pero esa es otra reflexión para tu post, las depresiones. En ese sentido, tu amigo Antonio, es de los duros del día a día, de los que superan situaciones, de los que empujan a los que se derrumban por poca cosa, de los que se deprimen ...

inma dijo...

BUENAS NACHO

DURO? QUIZAS??!!. FUERTE seguro que SI... FUERTE DE COCO, QUE CONSIDERO ES EL MOTOR PARA PODER CAMPEAR LOS MOMENTOS DIFICILES, LOs QUE NOS PERMITE AGUANTAR.. EN TU CASO LOS IM, LA TRAVESIA QUE HICISTE CON ANTONIO Y LOS RAID Y TU DIA A DIA CON SUS HISTORIAS BONITAS Y CON SUS HISTORIAS NO TAN BONITAS.. CONSDIERO QUE ERES FUERTE Y POSITIVO.(POR LO POCO QUE TE CONOZCO) POR ESO ESTAS DONDE ESTAS.

BESO

Ramón Doval dijo...

Cuando la dureza va asociada a la pasión, la cosa cambia. Uno no es apasionado con cualquier persona, ni con cualquier actividad. Como dice Txapelduna, uno no sueña con ser el refugiado más duro, que se supera a sí mismo día tras día. A mí me parece mucho más duro un día de compras con mi mujer, que un maratón (y eso que la compañía es inmejorable), o un día en una feria de muestras (aunque puedo estar 6 horas montando y desmontando la bici sin esfuerzo alguno). La larga distancia nos apasiona (el alpinismo solitario me apasionó aún más, pero la llegada de los hijos me hizo percibir el peligro). Soñamos con nuevos retos. El entrenamiento diario no es tal sacrificio. Luego llega la fiesta, y demostramos que el límite está mucho más allá del límite. Justo antes nos juramos que es la última vez, que esto se acabó... al menos hasta el mes que viene. Como en la montaña, pero con coche escoba.

akela dijo...

Yo opino que la dureza está en el "coco", si eres fuerte y duro de cabeza la parte física es superable. La ssituaciones duras la da la vida y no precisamente la nuestra, otra cosa es que nos pongamos esos retos para probarnos y ver hasta donde podemos llegar en cuanto a resistencia física pero ... hasta donde llegaríamos en una guerra, en una huída, pasando hambre (de la de verdad) no ganas de comer, ante cualquier catóstrofe natural , ... no se tantas cosas por las que uno se derrumbaría por mucha "fuerza" física que tenga.

Es cierto que tu de coco tienes bastante y creo que eso si no te hace duro si te hace "durillo" y no digamos de Antonio doy fe una persona magnífica y dura.

El día a día para muchos millones de personas supera cualquier IM, cualquier montaña, cualquier raid, cualquier travesía, ... por mucho que nos queramos esforzar y llegar al límite.

Como siempre gracias por tus relatos me ponen el coco a funcionar y hacerme cargo de nuestra realidad.

Besicos durillo de verdad.

Furacán dijo...

"El hombre al nacer es blando y flexible,
y al morir queda rígido y duro.
Las plantas al nacer son tiernas y flexibles
y al morir quedan duras y secas.
Lo duro y lo rígido
son propiedades de la muerte.
Lo flexible y blando
son propiedades de la vida.
Por esto, la fortaleza de las armas
es la causa de su derrota,
y el árbol robusto es abatido.
Lo duro y fuerte es inferior
y lo blando y frágil es superior"

Lao Tse

Perdona el rollo jejeje es que me gusta mucho la filosofía oriental :-)
Como dicen por ahí lo de duro tiene varias acepciones, a mi no es un calificativo que me guste pero en todo caso la dureza bien entendida siempre debe estar en el interior, no debería trascender al trato ni debería implicar el no-sentir. Las personas más "duras" que he conocido siempre han sido gente de trato amable, muchas veces incluso de aspecto frágil que a simple vista nada hace sospechar lo que fueron capaces de pasar.
Y por el contrario los que van de durillos o lo son exteriormente, pues bueno tarde o temprano suele aparecer algo que los hace romper... y eso no quita que resistan mucho pero cuando el interior es hueco...
Del deporte no tengo el placer de concoer personalmente a Antonio pero en esa línea reconozco que cuando hablé con Aurelio me impresionó esa especie de serenidad que transmitía. Son (o sois) gente especial.

saludos!

Nacho Cembellín dijo...

Bueno, bueno, estoy encantado con vuestros comentarios, primero porque os he hecho pensar y segundo porque estoy de acuerdo en prácticamente todo de lo que habeis expuesto.

Jaime, ya sabes tu que las personas mayores suelen ser, casi todas sabias. Y si, la vida es más dura que un Iron Man pero no tirar la toalla en momentos que es tan fácil, en los cuales eres consciente que parar es un colchón, demuestra caracter y eso pertenece a la "dureza". En los raid, en según que tipo, no tienes opción, ahí la dureza reside en cómo superas la adversidad para llegar al punto de posible rescate.

David, que así sea. Nos vemos en nada.

Miamol, como siempre tienes toda la razón. Lo que pasa es que la gente realmente dura, o al menos la que yo catalogo así, suele arrastrar, sin querer, a gente que no lo es tanto y se sienten seguras a su lado. Ni un tipo duro es un lider, ni un lider tiene que ser duro... pero muchas veces va unido y ese binomio hace una buena mezcla. Y si, el deporte nos hace más duros, lo veo en mi, lo he visto en Diego y te veo a ti, como a pesar de lo jodido q últimamente estás, ahí está el tio, luchando.

Nutria, es que a mi ese es el tipo duro q más me gusta. El que además de ser duro, sabe entender a los demás y consigue que seamos más duros y al mismo tiempo hace al grupo más fuerte. De verdad, ser un duro despota, que utiliza el miedo y la presión para conseguir sus cometidos personales, es, digamos más normal; pero el que yo te digo es quizás más dificil de encontrar pero positivo y constructivo como pocos. Ahora, distintos tipos y más q no hablamos, haberlos, hailos.
Txapelduna, pocas cosas deben ser más duras que perder un hijo, fijate si lo será que quienes lo pierden no suelen reponerse.Y la clave tambien anda por ahí, reponerse y seguir, ocurra lo que ocurra.
Ramón, creo que ya sacamos este tema otra vez y totalmente de acuerdo. Una pasión no es dura, no es duro entrenar, lo duro es no hacerlo porque estés lesionado, por tu trabajo o tu familia, lo duro es elegir cuando tu elección no es la que más deseas.
Akela, cierto, tu cabeza hace más duro a tu cuerpo. Yo creo que el profe de Karate kid ya lo dijo alguna vez y mira, no le hemos hecho caso hasta que hemos hecho estos locos deportes...;).
Furacan, ole, ole y ole, eso resume muy bien lo que yo entiendo por duro, si señor. Por cierto, lo de Aure y Antonio está a años luz de lo que yo, poco a poco intento ser. Aunque en el caso de Aure, tb existe un componente genetico muy, muy importante.

Por último, duro es hacer bien el examen de moto y que por culpa del examinador, te suspendan y hagan pagar 200 euros más... eso si que es duro y no un ironman de esos.... me cago en la lecheeeeee.

diego dijo...

ejemplo de (para mi) lo que es dureza ( y ojala nunca nunca nunca , lo tengamos que demostrar):
hace un par de semanas una madre con tres hijos tuvo que decidir cual de los tres debia abandonar a su suerte en una riada. la fuerza del agua se los llevaba y ella solo podia con dos... sujetar a los tres probablamente seria morir los cuatro. decidio que abandonaria al mas pequeño, se despidio de él y lo abandono a su suerte. no puedo imaginarme lo que tuvo que ser eso para esta mujer ( a mi se me saltaban las lagrimas cuando me lo contaron).
eso es dureza de verdad... lo demas ,mastercard.

ATALANTA dijo...

Dura, dura es mi abuela. Siempre lo pienso cuando la veo. La tía tiene 96 años y aunque últimamamente siempre me dice que está cansada, como una moto, oiga. Ya le puedes contar los recorridos que haces en bici que ella ya se los hizo todos cuando era joven con la burra o a pie cargada como una mula. Teniais que ver la radiografía de su columna. Parece un 8 de tanto que la maltrató. Eso sí que era ultrafondo y no lo que hago yo. La vida real es la que demuestra quién es duro. Ahora, una cosa te digo, de ser joven ahora, mi abuela había acabado triatleta seguro. Esas baterías siempre cargadas son signo inequívoco de que tiene el mismo cable suelto que nosotros.

Esperanza dijo...

Nuestros puntos débiles e inseguridades son los que nos hacen duros.

Nacho Cembellín dijo...

Chulo, aquello no fue duro fue una un horror que nunca debiera haber pasado. Lo duro va a ser vivir con ello como tendrá que hacer esa madre.

Atalanta, si es que son de otra pasta. La vida les ha hecho pasar penurias que creo tb les hace valorarla mas, que muchos de nosotros... 96 años, guauuu, mi abuela tiene 88.

Espe... cierto.

robert mayoral dijo...

menudo aventurero que estás hecho, que pasada de gestas...nada comparables con los IRONMANES...jejeje
y tu abuela tiene razón en su dicho, pero nosotros somos cabezones y seguimos buscando el límite....

Ishtar dijo...

Cuando alguien se entera de que hago triatlón, lo normal es que exclamen: ¿haces triatlón?, qué duro, ¿no?.

Mi respuesta suele ser: "no, no es duro... solo es deporte... y lo hago por mero gusto propio, así que ¿duro?, en absoluto"

Pues eso... mucho más duro es levantarse cada día a las 6:30 para ir a currar :-P

Besicos!

Nacho Cembellín dijo...

Robert, mas alucinado me tienes tu con tu siguiente temporada...;).

Ishtar, lo mismito, mismito les digo yo. ;)

davidiego dijo...

resumiendo:
"para saber lo duro que es uno basta con apretarle"
"sarna con gusto no pica"
;I

Elisa dijo...

probando probando... parece que el teclado funciona en su totalidad, veamos... desde mi humilde opinión, la fuerza o dureza física tiene mucho que ver con la mental, que es la que, a mi entender, pilota la máquina. Un ejemplo cotidiano, ¿¿¡¡cuántas personas que han sufrido un accidente o enfermedad que les ha dejado postrados en una cama han tirado de "coco" y han superado esas barreras físicas, como la imposibilidad de movimiento para volver un día a caminar, aunque sea provisto de un bastón!!??, sin mencionar a los que clínicamente están desauciados, claro. Me refiero a aquéllos a los que tienen "x" posibilidades de recuperarse, aunque sea mínima.
En ocasiones tildan esta hazaña de recuperación de milagro pero yo personalmente no creo en los milagros, creo más en la voluntad del hombre como ser humano a ser capaz de superar con la psiquis obstáculos de este y mayor calibres.

Tengo un ejemplo muy cercano, a mi padre le dio una trombosis hace 6 años que le produjo una parálisis en toda la parte izquierda de su cuerpo, desde el dedo meñique del pie hasta la cabeza. Nos dijeron que no solo le llevaría muchos meses recuperarse, sino que no lo haría en su totalidad y había un porcentaje muy elevado de que le quedaran serias secuelas de por vida. Bien, pues no solo se recuperó del todo sino que lo hizo en un tiempo record de 6 meses. Decididamente, fue cuestión de ponerle mucho de su propio coco, de trabajarlo muy duro y de haber estado rodeado de personas que no permitieron que nadie entrara en la habitación del hospital para compadecerse de su estado... hecho que le llevaría a la autocompadecencia y le distraería del objetivo primario que era el de pensar y creerse su propia recuperación, verse como antes.

Cuando físicamente tus músculos no pueden más, es tu cabeza la que les manda estímulos para que termines la carrera, de subir la cuesta o de pedalear hasta la línea de meta como un jabato, eso y el amor propio, que también tiene lo suyo.

Es evidente que para someterse a ese tipo de pruebas hay que ser duro por dentro, también incluyo el alma (psique) y por fuera (el vehículo que ejecuta el desplazamiento, (la máquina), por llamarlo de alguna manera.

Estoy de acuerdo con aquéllos que han manifestado que cuando haces algo que te gusta y disfrutas, no es que no sea duro pero te cuesta menos hacerlo porque le pones ilusión y ganas.

De todas formas, por el simple de hecho de sobrevivir cada día a esta vida de peligros constantes, ya somos todos unos tipos duros... yo creo que sí...

sigue escribiendo, lo haces muy bien, el anterior me gustó "ísimo".

Un besazo!!

Nacho Cembellín dijo...

Mirala... ;) escribe poco pero cuando lo hace... t e l i t a. Tu si q escribes bien, pena que no te prodigues más. Por cierto, visita Fedd del Diario de un Impresentable, post, Puto Todo. Te encantara. Lo tengo linkeado en blogs fuera de tri. Besos guapa.

Ah chicos, además esta re-güena...;)

ATALANTA dijo...

Échale un ojo a mi blog. La Hiru es una carrera que creo que a ti te iba a gustar.

inma dijo...

BUENO SE ME PASO PONER ESTO:

"QUE DIOS O EL DESTINO NO NOS MANDE TODO LO QUE PODEMOS AGUANTAR".

SALUDOS

akela dijo...

Hola Elisa!!!

Me parto -de nuevo utilizando el enlace Nacho- pero es que no nos cuentas nada por tu blog, decirte que estás genial en la foto nueva je, je

¡¡Seguimos con la bici pendiente!! pero no olvidada

Besicos.

Elisa dijo...

hola guapa!!, es que ando un poco liada últimamente en cuanto a ocio y deporte se refiere, no paro, además, no sé qué carajo le pasa al teclado de mi portátil que a ratos no va, ayer funcionó ;O)

Cuando quieras!!, ya me siento más en forma que la última vez que charlamos para el tema bici, estoy ready.

Seguimos en contacto, un beso grande.

PD: Nacho, sorry... ;O)