miércoles, 3 de junio de 2009

Inmigración



Los que me conocéis sabéis que tengo una ideología aperturista respecto a la inmigración. Mi postura viene dada por el siguiente razonamiento:


Creo que somos una especie con fuertes instintos migratorios y como el resto de especies de este planeta, el abandono del lugar de residencia viene motivado por la esperanza de una mejora en la calidad de vida. Si el Homo erectus apareció en África, el resto de la población mundial, es por tanto, descendiente de emigrantes. Pero no hace falta mirar tan atrás, de hecho, el progreso y la situación en la que algunos nos encontramos es el fruto de esfuerzos de antepasados que un día dejaron su lugar de nacimiento en busca de una vida mejor. En mi caso por ejemplo; mi apellido es de procedencia italiana, inmigrantes italianos que vinieron posiblemente a finales del siglo XIX, principios del XX en busca de trabajo a tierras de Salamanca. Posteriormente mis padres, ambos salmantinos decidieron dejar la pequeña tierra charra y migrar hacía Madrid.

Emigración, que es la salida de personas de un país, región o lugar determinados para dirigirse a otro distinto e inmigración, que es la entrada en un país, región o lugar determinados procedentes de otras partes. De manera que una emigración lleva como contrapartida posterior una inmigración en el país o lugar de llegada. Dicha definición sacada de Wikipedia, simplemente nos indica que somos igualmente inmigrantes viniendo de un país extranjero que cambiando el lugar de residencia de Alcorcón a Alcobendas. Pero dicha definición no contempla las diferencias culturales, lingüísticos y religiosos que son, con mucho, los responsables de los problemas que hoy día tenemos.


España tenía en 1981, 198.042 extranjeros censados, exactamente el 0,52% de la población total del país. El año pasado ascendieron a 5.220.600, un 11,3 % por tanto. Paralelamente el crecimiento demográfico español ascendió de 37.742.561 habitantes en 1981 a 46.063.511 habitantes en 2008. Es decir, España ha recibido más inmigrantes que nacimientos en estos últimos 18 años, sin contar que muchos de estos nacimientos provienen de inmigrantes censados e inmigrantes sin papeles que por nacer en nuestro país son considerados españoles aunque sus padres estén en situación ilegal.


De todos es conocido que unos de los motores del crecimiento económico que España ha sufrido en estos últimos años es fruto también de estos inmigrantes. Mano de obra barata y en exceso sobre-explotada, pero también mano de obra escasamente cualificada. Y desgraciadamente esta condición es motivada por la oferta de nuestro país, país el cual deja escapar la mano de obra especializada por su escaso reconocimiento y habré las puertas (esto es una metáfora) a mano de obra sin cualificación que ha servido como pasto de enriquecimiento a demasiados empresarios sin escrúpulos.
Como veis el tema puede extenderse muchísismo y las condicionantes a penas han sido tratadas aquí. Siempre he creído que la inmigración es intrínseca al ser humano y por lo tanto imposible de contener por quienes HOY la recibimos. A mi entender, la única manera de poder controlar dicho proceso es ayudando en los países de origen; difícil tarea por otra parte pues si bien sería lo más correcto no siempre gusta que te digan de fuera como tienes que hacer las cosas en tu propia casa.
Por otra parte, el artículo que motiva esta entrada es como poco, raro. Artículo que denuncia el acoso policial a sin papeles que escandalizados denuncia estos hechos. Qué paradójica es esta vida, unos, sin documentación y fuera de las leyes establecidas por este país acusan a otros por hacer cumplir la ley. Por otro lado los políticos que actualmente gestionan nuestro país presumen de aperturistas y conciencia social cuando lo que realmente están haciendo es presionar, eso si, con la ley, a inmigrantes para que estos abandonen nuestro país, ahora que las vacas gordas han pasado y son seria competencia para los ciudadanos, digamos de pleno derecho, que aquí vivimos.

Y ahora viene lo bueno. Siempre lo diré, soy ciudadano del mundo. Me gusta mi país y lo que representa pero no tengo un sentimiento de patriotismo absoluto y cerrado. Se me cae la cara de vergüenza cada vez que oigo o veo despreciar a gente extranjera, sobretodo a sudamericanos los cuales siempre me han tratado de manera ejemplar en cuantos países he visitado de esa zona del planeta. Soy consciente de la suerte que he tenido por nacer donde he nacido y que de esa misma suerte han carecido otros muchos que como yo no eligieron y al contrario que yo, sufren su lugar de nacimiento. Y por ello cualquier persona que llegue a mi país, después de lo que han tenido que sufrir para llegar hasta aquí merece, como poco, mi respeto. Y por ese respeto, cada vez que he viajado a países suceptibles de ser generadores de inmigrantes a España he recomendado a quienes me indicaban su intención de venir aquí a buscarse la vida que reconsiderasen su idea. Por que aquí no se les espera con los brazos abiertos, no son considerados hijos de la patria y lo único que suponen es competencia y por determinados individuos (los menos, que tambien hay que ser justo en este dato), el rechazo y desprecio más absoluto.

Gerardo Olivares realizó un documental/película titulado 14 km. En el se muestra el drama de dos inmigrantes hasta su llegada al Estrecho de Gibraltar. En dicho documental hay una secuencia en la que ambos inmigrantes hablan con un tuareg, un hombre azul del desierto. Este les encomendaba a no abandonar su país y destinar el mismo esfuerzo que suponía su inmigración a levantar su país. El hombre azul, tremendamente sabio, terminaba diciendo que si los africanos emplearan el mismo esfuerzo en levantar África que emplean en escapar de ella, conseguirían hacer de aquel continente un lugar digno para vivir. No puedo estar más de acuerdo. Pero como convencemos de esto a jovenes que condicionados por imágenes provenientes de la opulenta Europa sueñan con triunfar en un continente con imagen de ensueño, jovenes sin estudios y que si los tienen no pueden usar para progresar, jovenes que están hartos de no tener futuro y de vivir en muchisimos casos con temor por su propia existencia. La verdad, yo no sabría que hacer, pero si se que esta gente merece mi respeto y que la mayoría vienen con la idea de simplemente ganarse la vida en un país dónde el temor a perderla es algo, en principio lejano.

14 comentarios:

davidiego dijo...

tema espinoso recurrente...

Mildolores dijo...

Respeto, cultura, aceptación, integración, civismo, educación.

Siempre falla uno de estos puntos. A todos. Incluido nosotros mismos, de los que creo que al menos algo de civismo podríamos aprender de otros paises europeos.
El caso es que en cuanto chocan alguno de estos puntos citados, ya la hemos liado.
Algunos demuestran tener más paciencia, otros ninguna. Eso es problema de cada cual, individualmente; y de todos, en terminos sociológicos.

Juankir dijo...

E
D
U
C
A
C
I
Ó
N

Dani dijo...

Te recomiendo que leas la biografía de Bruce Chatwin por Susan Clapp

Xocas dijo...

Me ha gustado esta entrada, supongo que porque estoy de acuerdo con lo que dices. Empezando por el final, diré que me sorprendió lo bien que me trataron en Chile y en México durante un viaje que hice el año pasado. Me he atiborrado de recuerdos increíbles por la calidez y amabilidad de la gente que allí me encontré.
Y es increíble la visión que tenemos de los inmigrantes. Y, si cabe, más todavía los gallegos que, como todo el mundo sabe, nos hemos cansado de exportar emigrantes (en el caso de mi familia a Argentina, Italia y Suiza). Aún hace poco tuve que explicarle a un familiar cercano que uno de mis tíos entró como "sin papeles" en Suiza. ¡Qué rápido se olvida lo que no conviene!
(Disculpa el rollo)

Emilio dijo...

De 21 alumnos que tengo en clase 15 son inmigrantes, y de 500 del cole el 45% lo son. Te aseguro que el trato y el respeto con el que vienen los padres a hablar con nosotros no tiene nada que ver con la gente de aqui (hay de todo claro esta) pero son muchisimo mas respetuosos que muchos españoles. Creo que simplemente es educación y respeto mutuo. Muy buena Nacho

inma dijo...

Uf.. tema delicado.. muy delicado...

Las becas y ayudas.. para quienes??

La imagen que tengo del otro dia de la casa de campo mientras veía a los buenos correr, detrás estaban ellos con sus familias, con la música a toda pastilla, con basura por todas partes, habeis ido al retiro??¿?

En mi barrio el BRONX como le llamo yo, cada vez que pasan con sus coches con la música puesta retumban los cristales de mi casa,

El otro día en la piscina mientras estabamos esperando a pasar al vestuario familiar habia una señora en la puerta que no dejaba pasar al vestuario (vacio) pq su hijo se estaba duchando la comenté educamente que mientras su hijo se duchaba, el mio u/otro podia cambiarse, hay carteles que te piden educamante que uses el menos tiempo posible este espacio. ME MANDO A LA MIERDA, es madre de un compañero de la clase de natación de alex se lleva muy bien con él, mi postura será la de siempre saludarla. Son de algún pais, de alguna parte que seguramente vivirían muchisimo peor que aqui, menos ayudas, menos medios etc..
PERO NO PUEDES VENIR IMPONIENDO TUS MANERAS, SIN EDUCACION, ASALVAJADOS (CON TODO EL RESPETO DEL MUNDO).

Ellos me han hecho pensar así, es una pena pq mi opinión era hay sitio para todos pero ahora.. ELLOS ME HAN HECHO MARCAR MAS MI TERRITORIO.

Hay una niña en el cole de Alex tb de alguna parte del mundo que cada vez que me ve se me engancha como una garrapata y me da mogollón de besos.. ES UNA PRINCESA.. En el cumple de alex tb estuvieron 5 0 6 niños del alguna parte del mundo ELLOS SON NIÑOS ELLOS SI QUE ME TOCAN LA FIBRA.. PERO LOS PADRES A VECES...ELLOS LOS PADRES ME HAN HECHO PENSAR ASI. ESTOY CON EMILIO, MILDOLORES, JUANKIR... EDUCACION, RESPETO, CIVISMO...

Es un tema muy DELICADO. PQ Habrá de todo pero lo que hacen ruido.. hacen DEMASIADO.

un abrazote..

Nacho Cembellín dijo...

Creo que el civismo y la educación se demuestra dandolo donde no lo hay.

Inma, si vi el otro día lo de la casa de campo y sabes qué me recordó??, a multitud de mercados de latinoamerica que nosotros cuando los visitamos los vemos como atracciones turisticas.... mejor aún, como atracciones de aventureros. Lo que allí había es una comunidad que compartía y se divertía. Sucia, si, igual que hacen en el retiro o en la pedriza e igual que nosotros hace veinte años.

Hace no mucho, cualquiera podía fumar en el metro o en el ascensor, ahora lo vemos como una falta de respeto hacía el no fumador pero somos hoy más cívicos por no fumar en dichos lugares????.

Creo que se nos olvida ver nuestra sombra demasiado a menudo.

Tambien es cierto que el inmigrante pretende vivir de igual manera que en su pais, sin dejarse mezclar por la cultura del pais al que llega pero ese detalle es un detalle de los mayores que no ocurre con los vastagos.

Así pues la culpa no es del lugar de origen sino de los mayores, seres acostumbrados y no tan flexibles como nos pensamos... son ellos y no yo los que deben cambiar pues son los extranjeros... yo no debo cambiar porque se debe respetar mis raices... y lo cierto es que todos somos la suma de muchas culturas entrelazadas y sabeis por qué, por el amor, y si, no es cursi. De repente algún chaval español se enamorará de una chica marroquí y, ahí empieza el verdadero cruce de civilizaciones, culturas o etnias.

Nosotros, los que ahora mandamos, el 25% de este pais, personas entre 25 y 45 años, deberíamos ser la generación más abierta al cambio que jamas haya existido, pero permitidme que lo dude.

akela-mae dijo...

De todo hay en botica, como se suele decir, pero lo indispensable es EDUCACIÓN, FORMACIÓN y RESPETO.

En todos los sitios cuecen habas, a mi me han tratado normalmente genial en todos los países que he visitado con una excepción Méjico, en su momento fue un trauma, hablar el mismo idiona, considerarlos "hermanos", sentirme como en casa, y .... lo único que recibí malos modos, malas formas, intentar robarme a cada paso que daba, ... en fin algo que me hizo daño y pensar en el concepto que tenía de los mejicanos. Cambió algo en mi segunda visita a este país, pero de toda Hispanoamérica en mi interior siguen los recelos.

Soy de la opinión que no hay que menospreciar a nadie por su raza, su religión o sus ideas, pero desde lueog a más de uno y de dos los pondría de patitas en sus respectivos países. El que no se gane la vida de forma honrada es lamentable pero a su lugar de procedencia.

Estoy con Nacho en que la clave está en los propios países y que Europa, España no es la panacea, para nadie, ni tan siquiera para los autóctonos. Hacen falta años para mejorar esto, pero hay que empezar y poco a poco se van consigiendo cosas, al menos eso es lo que yo creo. Soy tan bien d ela opinión de que allá donde estés uno se debe acoplar a su nueva vida, conservando su cultura y tradiciones -las buenas evidentemente- pero por encima de estas están las nuevas si se quiere una buena integración y aceptación,por parte del país al que se llega.

¡¡cuánto podríamos hablar sobre todos esto!!

Buen tema y a la vez muy espinoso.

Besicos.

Rachel dijo...

BUENO amore alguna vez hemos hablado sobre esto. Yo tengo mi opinión particular sin que me afecten los medios de comunicación, porque lo triste de esto es que es una moda y ahora queda muy "progre" decir que se está a favor que les tratamos fatal y eso no es verdad.
Primero respecto la noticia de la que hablas como bien dice es un ILEGAL,eso quiere decir que estás cometiendo algún delito y lo queramos o no encontrarse en un país sin papeles es ILEGAL.Si tu vas a denu8nciar algo sin tener papeles es ya el colmo. Es como si no tienes carnet de conducir y te vas a denunciar algo a la guardia civil, y llegan y te piden la documentación. A tí y a mí nos pasaría lo mismo, por qué ellos tienen que ser diferentes?
He cogido el cercanías muchos años todas las mañanas y todas las tardes para desplazarme a Madrid, a las ocho en punto, a diferencia de muchos que no lo utilizan, y va lleno de extranjeros; polacos,rumanos,sudamericanos...y nunca jamás he visto que ningún español les haya tratado de manera diferente.Son currantes y como tales van como uno más. Y vienen a trabajar, pues bienvenidos sean.
Creo que la solución sería que en sus países de orígen se invirtiera precisamente para que no haya un éxodo brutal, que se promocione la agricultura, en industria y sea genere trabajo. La principal lacra de dichos lugares en concreto África o Sudamérica, Marruecos son sus corruptos gobiernos...a los que curiosamente les da exactamente igual lo que suceda con ellos.
Por otro lado llegan aquí buscando un sueño que ni siquiera existe para nosotros, vivienda cara, sueldos bajísimos y explotación. SE fustran y viven deprimidos no sólo por la lejanía sino por un presente y un futuro poco esperanzador. Por ello creo que es bueno para todos que se controle, que va a hacer alguien que no sabe ni siquiera nuestro idioma, ni esta de manera legal?pues ser explotado y aprovechado por empresarios sin escrúpulos.Un mierda hablando mal y pronto.
Estoy deacuerdo que nos tratan de lujo cuando salimos a sus países porque el turismo que se está convirtiendo en una gran fuente de ingresos para ellos, sobre todo sudamérica. No encontré gente más encantadora que en República Dominicana por ej...pero por contra NO ESTOY DEACUERDO en que aquí se les trate mal.Es mentira!
Todos conocemos algún peruano, algún argentino,etc...y nos comportamos exactamente igual que con un español, a pesar que se hagan algunas bromas de las que todos participamos, pero tb se hacen con los gallegos, los catalanes...no saquemos el pie del tiesto por favor.La sociedad española es generosa y abierta.
Como colofón diré que tb se vea la otra cara de lo que conlleva esta situación, miremos en google mismamente los centros de menores llenos de críos marroquíes, en qué situación se encuentran los que trabajan allí, las mafias rusas que se están instalando por la zona del mediterráneo...pero eso no se puede decir porque es racista...ummm no lo creo.

davidiego dijo...

estoy más de acuerdo con las chicas, sobre todo la primera.

Mildolores dijo...

El caso es que yo también, pero más con la última.
En resumen, no creo que aquí les tratemos mal, en Europa Central no sé que tal les iría. A lo mejor ni les iba, no tendráin opción de quedarse. Pensad en Suiza y las trabas que pone para admitir extranjeros.

Insisto en que el civismo, el respeto y la educación solucionaría problemas como el de la Casa de Campo, que tan fuera de mis casillas me pone, o como el de la piscina de Inma, pero no olvidemos que nosotros mismos también tenemos una buena dosis que aprender respecto a otras culturas. Volvamos a Suiza, por ejemplo. ¿Ruido? ¡Si no puedes ni tirar de la cisterna de 23h. hasta las 6h de la mañana! Eso es cuidar y respetar. Quizá hasta el delirio, pero yo lo admiro y lo quiero para mi. Luego veremos que se puede hacer con los maleducados, vengan de donde vengan. Sudamerica, Africa, Rumania o del portal de al lado.

Triluarca dijo...

Yo no tengo matices, simplemente no entiendo quien es nadie para prohibir a ningún ser humano viajar por la Tierra; Sobre todo me impresiona la actitud de los estadounidenses, que son quienes más dificiles lo ponen, y salvando los indios de las praderas todos los demas tienen bisabuelos de fuera (Polonia, Inglaterra, Nigeria, Austria,,,,)

El matiz es que "en Roma haz lo que los Romanos)

Nacho Cembellín dijo...

Respondiendo a Raquel...
de la hospitalidad de la que hablaba no era de zonas precisamente turisticas, quizás el dicho de que cuanto tienes y por lo tanto menos que perder, más das, quizás sea cierto, no lo se.

Hoy me ha traido a casa un mecanico de Nueva Guinea. Confieso que cuando le vi el otro día me pregunté si estará lo suficientemente formado y confieso que fue un pensamiento pre-juicioso. Camino a casa le he preguntado cómo le hemos tratado y el, sonriendo me ha dicho que bien, que alguna vez ha tenido algún problema pero que generalemente bien. Me dice que él ve un grave problema en la imagen que se vende de paises como el nuestro a paises pobres y que esa imagen incita a escapar a personas de otros paises al nuestro o similares. En fin, quizás deberíamos empezar por vender realidad y no paja, paja que nos vendemos a nosotros mismos a través de medios de comunicación más engañosos que nunca.