sábado, 6 de junio de 2009

El pescao está más que vendido


Las cosas están como siguen.

Cuando hace dos años corrí en Roth por primera vez disponía de un arma que en cierta medida he perdido, la ilusión por lo desconocido y la emoción por el reto. Soy así, como buen sanguineo me canso facilmente de la novedad y como buen colérico, afortunadamente soy tenaz y testarudo. Lo primero me ha hecho encarar esta preparación con más pereza que ganas y lo segundo me ha impedido descuidar lo planificado. Pero en mi mente silban cantos de libertad, corren tiempos de Acuarius y de entrenamientos libres que a partir de Roth llevaré a cabo como preparación cara al reto planteado por Antonio 7Islas, 7 cumbres, 7 días. Pero esto será en octubre, antes toca correr Zarautz, posteriormente Roth y una sorpresa para septiembre que Enphorma anunciará en breve.

Pero, y cómo me veo respecto hace dos años.

Se, a pesar del resultado de Madrid que la natación será mejor y más rápida. Madrid fue desastre, cierto, pero no lo fue Elche con 31 minutos que para mi nivel fue un tiempazo. EL hombro creo que irá totalmente recuperado pues ya estoy empezando a trabajar la fase de recobro sin a penas dolor y que cojones, es lo más fácil de superar, no me digáis porqué pero se que así será.



Respecto a la bici. Tengo un montón de dudas. Creo que no ando tan fino como años atrás. No he hecho ni un sólo entrenamiento por encima de 160 km y las medias altas han sido como mucho de 34,5 km/h en distancias no mayores de 100 km. Puntos a favor, al ser el más fuerte de la grupeta (contando con el permiso del joputa el vasco) he echo el 90% de los entrenamientos encabezando el entrenamiento, por el contrario las medias en la grupeta Enphorma son un poco más bajas que en la pro-ecosport, y aunque a priori pudiera ser un condicionante de mi estado de forma, compensa con creces el disfrute que Juanito, Isma, el intermitente Quinin, Ramiro, el recién llegado Carlos y a pesar de sus quejas Diego me han hecho pasar en estos meses. Pena que el Vasco haya estado tan jodido y tan sólo en estas dos últimas salidas ha demostrado la calidad increíble que tiene. Hoy, con la ayuda de Felix Garcia Casas, gregario de lujo, hemos hecho 140 km con un fuerte viento en casi todo el recorrido subiendo el Boalo, la presa de Navacerrada y el Arcipreste a una media de 32 km/h aproximadamente. Buena media si pensamos en el día que hemos sufrido, con lluvia incluida.

Carrera. Definitivamente estoy lento. Hace dos años conseguía correr en 17 minutos el 5.000 y en 37 el 10.000 en sprines y olimpicos respectivamente. Los 41 de Madrid distan mucho de aquel entonces. Ahora bien, creo que si bien soy más lento, soporto mejor la larga distancia y aunque de partida seré más lento, puede que el resultado final sea más rápido. Desde luego los entrenamientos de hoy distan mucho de los de ahora. Por aquel entonces trabajaba muchísimo más las series dato que hoy por hoy no es así. Desde luego, prefiero la actualidad a pesar de quizás peores resultados pues mi intención es disfrutar y la verdad, desde que empecé a montar en bici, las series de pista se me hacen muy cuesta arriba. Lejísimos quedan los tiempos de cadete y de marcas imposibles hoy de soñar si quiera. En fin, la edad que no perdona.

Arriba hablaba de tiempos de Acuarius. Hace años ya, cuando el chulo y yo ni siquiera habíamos hablado de triatlon, cada tarde de los meses de mayo, junio y julio quedábamos si o si en el monte de Valdelatas. La hora solia ser las ocho y media y esas tardes de ruta Acuarius forjó nuestra amistad. Diego, Harpo y yo hicimos cientos de kilómetros de bosque donde no faltaron las anécdotas, las risas, los piques y la reafirmación diaria de disponer de tal increíble lugar para poder entrenar. Por aquel entonces nuestros objetivos eran correr dignamente carreras populares, raid de aventura y de vez en cuando subir a la sierra a hacernos un Yelmo. No había planificación sólo la anarquía más absoluta. Días de doblar BTT con carrera o pesas, sin orden, sólo por sensaciones y más de un sobre entrenamiento por burros. Joder, lo que echo de menos aquellos entrenamientos. Entrenamientos lejanos de planificaciones en vista a un objetivo, entrenamientos que sólo buscaban un desahogo y un placer. Se que mi carácter me ha alejado un poco de aquella filosofía pero creo que no en mucho tiempo la volveré a abrazar como Fe ciega que fue. La vida son etapas y a veces conviene volver a atrás para disfrutar de las mieles del pasado.


Por último, no dejéis de ver la película "Home", ha sido estrenada simultaneamente y por primera vez en cines y en uno de los recién estrenados vídeos HD de youtube. Imprescindible e impresionante. No dejo de alucinar con el tema que trata y de cómo la tecnología a través de un dos hilos de cobre a 4 w nos lleva a casa información con una calidad increíble.

13 comentarios:

Esperanza dijo...

A mí me han contado que El Vasco anda un güevo........

miguel a. muñoz romero dijo...

tio lo e intentado,leerte,de verdad pero no he podido.
vaya coñazo
con todos mis respetos d algien q t tomo aprecio

Nacho Cembellín dijo...

Espe, ya sabes tú que lo de Enrique es de extraterrestre.

Miguel, chulo, pero si te duermes leyendo los prospectos de los geles de baño cómo no te vas a dormir leyendo a un tipo que te habla de algo que ni te va ni te viene.... anda saltaté todo lee el último párrafo y pincha en el enlace que he puesto que es lo único sensato e interesante de esta entrada.

edecast dijo...

Pues yo no te doy permiso...
A mi también me han contado, de primera mano, vamos que lo he sufrido en primera persona, que el que anda es "El Trampas".
Vamos, te lo digo yo.

Dani dijo...

Joder, aquí no anda ni Dios... Sois la puta vergüenza de la comunidad triatlética, notejode :D

Panda de llorones, os parecéis a Diego.

Rachel dijo...

Hay uno de los chicos que le pasa algo en los pies...;)

Ishtar dijo...

Bueno, hay una cosa muy importante en un deporte con tanta variables como el nuestro que es la experiencia, y de eso tienes un poquito más que el año pasado, y un poco más aún que el anterior, y el anterior,... y eso es un factor valiosísimo :-).

Besicos y a por Zarautz!

Atalanta dijo...

A veces yo también siento que he perdido ese encanto de la primera vez que corrí un maratón. Yo no entreno tanto ni sistemáticamente pero a veces noto que pierdo la ilusión... aunque siempre vuelve. Son épocas. Quizá tienes razón en buscar nuevas formas, nuevos retos. Ahora, una cosa te digo, eso de las Canarias, es una verdadera salvajada. Acojonante.
Seguro que en Roth te sales.
Me ha gustado mucho el post de la emigración. No exagero si te digo que estoy al cien por cien de acuerdo contigo.
Yo escribí también sobre el tema:
http://atalanta77.blogspot.com/2008/10/el-camino-de-baldosas-amarilllas.html

Nacho Cembellín dijo...

Se pega todo menos lo bueno Dani... ten cuidado ;-).
Ishtar, lo se, gracias.
Atalanta, ley en su día tu entrada e incluso te puse un comentario... me alegra que coincidamos, pena que no sea una sintonia más general.

Shang Yue dijo...

"creo que si bien soy más lento, soporto mejor la larga distancia y aunque de partida seré más lento, puede que el resultado final sea más rápido..."

predicas a los 4 vientos tu "lentitud".
certeza?
estrategia?
no lo puedo saber.

me conformo con regalarte los sentidos en cada nueva página de mi libro.
te sigo.
me inspiras.

Nacho Cembellín dijo...

Certeza Shang Yue, certeza, los números no engañan. Pero siempre hay una pequeña incertidumbre que le da el toque interesante a la vida... no crees?

Macario dijo...

Dos años más, más fondo y menos chispa. Es lo normal; si quitas series, más.

Lo de los pretéritos entrenamientos "ácratas" tienen su aquél; la de burradas que hace uno de pipiolo... yo tengo alguna machacada que, si la intento ahora, directamente fenezco.

Furacán dijo...

Hombre yo creo que para el IM las marcas de 5000 y 10000 no cuentan demasiado porque a esos ritmos no vas a ir. Lo que cuenta es poder aguantar un ritmo aunque sea bajo mucho tiempo que tener una gran punta de velocidad.