jueves, 2 de abril de 2009

MUJERES MALAS Y PERVERSAS

Ya se que este blog debería tener más motivos triatleticos o deportivos que relacionados con el mundo de la cultura o el arte. Y no por que deba ser así por ser yo triatleta y aparecer corriendo en mi foto de presentación sino porque la mayoría de los que aquí escribís respondiendo u opinando sois deportistas. Ahora bien, algunos de vosotros habéis demostrado un interés igual de apasionado por la cultura que por el deporte, Davidiego, Atalanta o Clemente, incluso el "Chulo" y sus desfogues chulescos, de alguna forma expresa con "muxo" arte lo que piensa o recuerda. Además, otros de vosotros empleáis descaradamente vuestro espacio para expresaros artísticamente, Elisa, Ainoa, Rachel y Miguel por contar los que más visito.
Por eso hoy a todos os invito, sobretodo si vivís en Madrid que vayáis lo antes posible a ver la obra que encabeza este post y que dirige, escribe y co-protagoniza una buena amiga mía. El teatro y yo hemos tenido una relación intermitente pero duradera, durante un par de años fotografié todos los eventos teatrales que se organizaban en Alcorcón, en aquel entonces era un chaval entusiasmado con la fotografía y el teatro era un motivo perfecto para investigar. Con ello quiero decir, que he visto teatro, mucho teatro, de barrio, grandes estrenos, clásico, moderno, experimental, incluso he visto un par de obras en Broadway y tengo pendiente en cuanto conozca Londres ver la obra del momento.
Mujeres malas y perversas no es una gran producción, de hecho en la sala que se representa no entrarán más de cuarenta personas, lo más seguro es que no se hable de ella en prensa o medios de comunicación generalistas pero que dinero más bien gastado es ver esta obra por tan solo ocho euros. En mujeres malas y perversas podréis repasar el lado oscuro de la mujer, desde un punto de vista cómico, irónico y cargado de intención. Explotando al máximo los escasos recursos de una sala diminuta, vuelvo a repetir, pero cargada de una atmósfera de buen hacer. La obra dura menos de hora y media y se hace corta. Os reiréis, tendréis miedo e incluso, alguno pensará en algo que no es tri...;-).
En fin, una obra hecha por mujeres, sobre mujeres y para mujeres y hombres. Los que viváis en Madrid y queráis disfrutar de esta obra, podéis verla en La escalera de Jacob, en la calle Lavapies nº 11, miércoles y jueves a las 10 de la noche. No os arrepentiréis.


8 comentarios:

edecast dijo...

Lo que me faltaba, La Barbie Cultureta para la colección. Las tienes todas...
Como vaya y no me guste, hago tortura china con muñeca: Corto cataplines.

Mildolores dijo...

En vista de que me he declarado en huelga de cine, mientras no aligere todas las que tengo pendientes en casa, parece una buena opción.
lástima que solo sea hora y media escasa.
Saludos.

Isadora dijo...

Que pena, a mí me pilla un poco a trasmano. Pero sí que me gustaría verla.

Se dice sobre ella: teatro transgresor y sentimientos en estado puro. Un recorrido a lo largo de las “malas” de la historia de la Humanidad, donde no siempre todo es lo que parece...

Buena pinta.

Nacho Cembellín dijo...

Si vais alguno no dejeis de contarle a ELena que vais de mi parte, fijo que os invita a unas birras...

Mi "amol", si vais tú y Sara, Raquel y yo os acompañamos y si no os gusta, pagamos la cena nosotros... ;-).

davidiego dijo...

jo edecast, nacho te quiere...

Nacho Cembellín dijo...

Si pagar una cena a un amigo es signo de amor... entonces Davidiego me quiere....;-)... si Carmencita iba a tener razón, esto de los blog sólo sirve para chuparsela unos a otros (bueno, ella lo dijo con otras palabras)

diego dijo...

pues yo no se la chupo a nadie!!
no te jode, lo que me faltaba por oir.
Montoyaaaa! ve a ver la obrita y le dices que no te ha gustado , ver pagar una cena al joputa es como ver un ovni.
viva el aguila roja!!

Nacho Cembellín dijo...

Je!!, habló el promesas inclumpidas... ni caja de cervezas, caja eh!!, no unas cervecitas, ni arroz, ni cocido, ni leches... el tio con más monedas del mundo y como es "básico", no le gusta llevar suelto en los bolsillos por si le rebota en las pelotas... no te joe!!!