jueves, 1 de mayo de 2008

Un denso en Madrid

Hoy me han llamado denso. Bueno, la verdad es que quien me lo ha dicho lo ha hecho muchas veces. Supongo que no le falta razón, no soy de esas personas que con escuetas explicaciones consigue transmitir a todo el mundo lo que siente o piensa. Pero tampoco he dicho que entre mis virtudes se encuentre escribir con la agilidad de un certero Quevedo o con el torrente inigualable de Cervantes. No soy ni pretendo ser escritor, lo mio no es contar historias, más bien es vivirlas... o eso intento.

Hablando con esta persona me he dado cuenta lo que me gustan aquellos que tienen un Ego, digamos grande. Si, esas que todo el mundo dice odiar pero que son encantadoras para mi. Con esa imagen de magnificiencia y seguridad... a veces un tanto encubierta. Pensaba mientras hablaba con ella, que con distintos estilos que distan desde el más cauto al que raya y a veces sobrepasa la prepotencia, todos mis amigos son personas de fuerte caracter, gran seguridad en si mismos y alto concepto de su valía. Son personas capaces de hacer y decir lo mejor y lo peor, tan seguras a priori que no dudan en posicionarse en posturas extremas o mal vistas simplemente porque así lo ven o sienten. Pero tambien son personas que detras de esa mascara hay una fragilidad sublime encerrando sus mayores deblidades.




Despues de esta conversación, en la que además el sexo ha sido un tema extenso. Me he ido a pasear por Madrid. Cómo me gusta ir depacio entre veloces y extresados transeuntes. He hecho fotos pero hoy no ha salido gran cosa. Os dejo dos, con autoretrato incluido.


4 comentarios:

edecast dijo...

Sí que eres un poco denso.. Qúe es lo que decías en el post??
Ah, espera, que lo vuelvo a leer que no me he enterado ;-))
Tienes tiempo hasta para pasear por Madrid, que cabrón. ;-)

ÉonoÉ dijo...

Buenas denso!
Unas fotos muy chulas y un blog diferente! Me gusta

diego dijo...

vamos es que si escribieras como el certero Quevedo o con el torrente (muy bueno este, sobre todo la de marbella )inigualable de Cervantes no serias denso....casi.
En lo que dices (densamente) que tus amigos tienen un fuerte caracter, gran seguridad en si mismos y alto concepto de su valia, pues estoy de acuerdo pero en lo de la fragilidad sublime encerrando sus mayores debilidades.... y una polla!

Nacho Cembellín dijo...

Je, je, je... ;).