viernes, 11 de abril de 2008

Once añazos

Pues si, el de ahí arriba de mirada lánguida y gesto consternado ha cumplido la honorable edad de once años, o lo que es lo mismo en calculos humanos, más o menos 75 añazos de los nuestros.


Mucho ha pasado ya desde que con dos meses me lo traje a casa. Ha sido testigo directo de mi vida, de mis aciertos y desengaños, compañero infatigable de mil entrenos por Valdelatas y un gurú increible sobre quien debo fiarme y de quien no. Si, es flipante pero es así, este cabroncete ha sabido antes que yo quien me la iba a liar algún día. De manera inesplicable con determinadas personas ha mantenido la distancia y digo inesplicable porque es terriblemente social y sin embargo con estas personas nunca mostró afecto o interés.



Pero dejemonos de monsergas y hablemos de hechos y datos importantes. Este venerable abuelo ha sido un atleta increible. Para que os hagais una idea, con cinco años me dió por medirle un mil, mil por cierto medido en Valdelatas. Mil que por supuesto y como es fácil de imaginar en ese bosque, no es precisamente llano y por supuesto favorable. Pues bien, 2:17, con cuatro patas, 14 kilos y medio y dos cojones . Y despues de llevar cuatro km a buen ritmo. No se si alguien me vió aquel día pero debió alucinar viendo como un desalmado animaba a su perro desde su bici de montaña a que fuera todo lo rápido que el animal pudiera.



En estos años ha recorrido conmigo miles de km, se conoce cada palmo de Valdelatas y de la Dehesa. Y por supuesto ha recorrido gran parte de la sierra madrileña. Diego fue testigo de cómo un día de niebla en el Yelmo, nos sacó a ambos del camino equivovado y nos guió hasta el bueno.

Y fue precisamente en la sierra madrileña, donde puede compartir con él la única competición que ambos hemos corrido juntos. Era la famosa carrera Las dehesas de Cercedilla- Puerto de Navazerrada. Creo que corríamos unos 100 locos, por aquel entonces las carreras de montaña aún eran poco seguidas, hablo más o menos de hace siete años. El caso es que para no molestar salí el último con el único ánimo de correrla como experiencia pero sin ninguna perpestiva de competitición. Pero eso no era lo que Harpo tenía planeado. Desde el primer instante tiró de mi en busca de la cabeza de carrera, se pasó la carrera en constante sube y baja haciendome entender que la velocidad que llevaba era del todo inadecuada. Entre saltos, algún comentario jocoso de: ¡lo vas a matar! y ladridos de ánimo, me encontré esprintando por el septimo puesto con Harpo a mi vera. No he vuelto a hacer mejor puesto en ninguna carrera. Que ni decir tiene que la llegada a meta fue una autentica fiesta donde de los dos seres que la cruzamos, es decir can y humano, el bipedo pasó totalmente desapercibido.

Ahora a su edad y despues de superar una hernia discal y algún que otro achaque, es capaz de soportar toda una jornada campestre sin apenas despeinarse... teniais que haberle visto correr el 1 de enero de este año detrás de Ficado (27 y pico en el 10.000) por los montes avulenses de la sierra de guadarrama. Cierto es que ahora no todos los días me acompaña y cierto es que sólo se viene a correr ya los días que él quiere y yo no tengo mucha carga pero, ya me gustaría a mi estar como está él si llego a su edad.

Felicidades Torpedo!!!!

5 comentarios:

Furacán dijo...

Muchas felicidades a Harpo, si está hecho un chaval... digo... un cachorro! :-D

diego dijo...

es verdad, aquel dia alucine. estabamos por el yelmo, el dia se torcio y nos hizo malo. la niebla era densa y empezo a llover. no se veia a mas de 20 metros. Tomamos un camino conscientes de que era ese el camino. de repente, harpo se planto, empezo a ladrarnos de una forma especial, nunca antes le habia oido ladrar asi. se estaba comunicando con nosotros, lo juro. yo le entendi. tiro de nosotros con la mirada y con sus ladridos y nos volvio a poner en el camino bueno.
alucinante.
felicidades por tu cumple y sobre todo por aguantar al ñoño de tu dueño ;-)

akela dijo...

¡¡¡FELICIDADES HARPO!!! pues aunque a Diego le parezca ñoño el dueño os diré que me ha encantado el relato, yo más que ñoño lo he visto tierno el de un amo que tiene mucho que "agradecer" a su "compañero", cuánto mejor nos iría si fuésemos un poco mas "animales irracionales" como supuestamente son los de cuatro patas

Ah! Luna mi gatita también cumplió el 11 de abril años pero ella tan sólo 1 y es la bomba de pispireta y zascandil

¡¡Harpo que cumplas muchos más!!!

Nacho Cembellin dijo...

Esa es mi Mae.... mira que me acordé de ti cuando escribia este asunto.

Quique dijo...

Increible, son una especie especial, el mío tiene 8 años y va como una moto, claro que mis ritmos no son tan fuertes...
Te invito a que conozcas a Baloo, y nuestro deporte, el canicross
http://agilitycanicross.blogspot.com/