viernes, 14 de marzo de 2008

Entre algunos grandes...

Atardecer em la ribera del Tormes...

Dicen que el arte no debe entenderse, el arte debe sentirse. Y es cierto, uno que no es muy culto en estos lares (bueno en ninguno más bien), ha visto como sin entender ni papa de arquitectura se emociona al ver cualquier edificio de Gaudí en la cosmopolita Barcelona o ha flipado cuando se ha enfrentado a un cuadro de Vincent van Gogh y ha descubierto como aquel hombre era capaz de desgarrar a base de gruesas pinceladas la realidad, su realidad... o como Velazquez era capaz de entender la luz como nadie creo que aún ha conseguido. Las Meninas, ese cuadro a mi juicio aparantemente feo, consigue mostrar el aire!!!, no se de ningún otro pintor o fotografo que haya podido conseguir que aquella atmosfera sea tangible cuando aun hoy la observamos.
Y si hablamos de fotografos no puedo más que admirar y preguntarme porqué si quiera no me acerco al nivel de los tobillos de la sutil mirada q tuvo Henri Cartier Bresson, padre del fotoperiodismo y co-creador de la agencia Magnun, fotografo capaz de mostrar la personiladad de quien retrataba con su mitica Leica y con un sólo objetivo de 50 mm... sin olvidarme de escritores, musicos, escultores, cineastas.... dios, el cine!!!!, Clint Eastwood y sus maravillosas, Cazador blanco corazón negro, Los puentes de Madison, Sin Perdón... Orson Welles, todavia recuerdo cuando soñaba con ser un director tan talentoso como él y hacer mi opera prima antes de los 25...ja!!!, quería, soñaba con hacer un Ciudadano Kein...
En fin, yo que hago alguna que otra foto, yo que me maravillo ante obras de otros valga desde aquí mi tributo y a modo de ego diminuto me monto una exposición en este pequeño rincon junto a los más grandes.

3 comentarios:

Nostromo dijo...

Nacho,

te voy leyendo, que lo sepas. Me mola que hayas puesto la broma del Wyoming, que insertes obras de Van Gogh, y que comentes la música que estás escuchando. ¡ Empiezo a entender porque dijiste que nos llevaríamos bien! Hey, voy entrenando con Iria, mi hija de 8 años, que el día de mi 1.200 ella tiene su 1.000. Curioso, mi carrera corta es su gran fondo. Hoy hemos hecho juntos 2 km a mi trote, y ha aguantado bien. Dale Nacho, mola esto del "blogging". un abrazo :-)

Nacho Cembellin dijo...

Me alegro... no soy tan fructifero ni tan variado como tú pero intento que esto no sea sólo tri o deporte. Mi vida está rodeada de muchas más cosas y me niego a que todo gire alrededor de un sólo asunto.

Respecto a tu peque... nunca serás más rápido que cuando eras joven y nunca serás tan resistente como podrás llegar a serlo ahora... la naturaleza es muy sabia... imagina a una tribu de hace 15.000 años, o alguna existente hoy en dia en Africa, cazando por agotamiento a una de sus presas... los primeros en lanzar el ataque eran los jovenes, dirigidos por los mayores. Pero serían estos últimos desde la esperiencia y su mayor resistencia los que darían el último golpe.

akela dijo...

Como molan tus relatos ¡¡¡me soprendes!!! no por lo bien hecho que están sino por su variedad. Son geniales.

Y claro con el tema foto me tienes ganada con fiel seguidora ¡¡son estupendas tus fotos!!! ¿cuándo organizas una exposición de las grandes.

Un besete guapo ¡¡sigue así!!