viernes, 7 de marzo de 2008

Carrera vespertina


Como hoy me quiero ir a Benicassim pronto por la tarde no me ha quedado más remedio que entrenar antes de ir a trabajar. Afortunadamente es semana de descarga y sólo tenía media hora de trote (antes de salir haré el agua). Así pues, me he levantado a las siete y media y sin desayunar Harpo y yo hemos salido al empezar el día.


Puesto que no había desayunado, he ido a un ritmo suave, dentro de lo que últimamente Harpo me deja (ahora debe creer q es de nuevo un cachorro y con 12 años está corriendo como un loco), por eso de que hay que tener cuidado pues el ayuno de la noche te deja sin glucogeno y tu cuerpo tira de grasas, con lo que en teoria, en entrenos así y muy, muy controlados, favorece y enseña al organismo a que en competición sea más eficaz el metabolismo de las grasas, asunto determinante en un Iron Man.


Al menos eso he leido por algún lado pero como yo no soy un escrupuloso de los entrenos, las teorías cientificas sobre el entrenamiento me la traen un poco al pairo y aunque me interesan lo que me hace decidirme por hacer algo o no, son las sensaciones que me dejan. Y en este caso, olvidando lo que me cuesta salir de la cama hay que ver cuanto me gusta.


Las sensaciones al principio son horribles, tienes el cuerpo entumecido, te sientes rígido y el ambiente invernal es muy hostil. Pero hay sutilezas que sólo al amanecer hace que lo cotidiano pierda esa cualidad. Por lo general el amanecer es el momento más frio del día, sobretodo en días despejados. Si no hay inestabilidad atmosferica, la quietud y el brillo de la luz es espectacular. La noche ha limpiado toda la calima y polvo levantado durante el día anterior, y es ahora cuando el Sol toma más protagonismo. Las sombras aún muy alargadas contrastan con los brillos que el astro rey genera en baldosas, aceras y asfalto. Si os fijais bien, el naranja del sol es mucho más luminoso que el del atardecer, de echo las mejores puestas de sol que veáis en fotografía serán hechas al amanecer.


Poco a poco tu cuerpo empieza a entrar en calor y el frescor del aire ya no es desagradable. A esas horas entre semana los crios van a clase y la vida parece como si se desperezara.... todo es cojonudo hasta que llegas al primer paso de peatones y ves que todo sigue igual, que nadie para, que todo el mundo va extresado y que en este pais no se respeta al peatón y mucho menos si está corriendo o montando en bici.


Afortunadamente, cuando llegas una vez más, sano y salvo a tu casa. La sensación de bienestar general es el mejor de cualquier entreno que haga. La ducha siguiente es la más apetecible que suelo darme y no hay nada como hacerte un zumo de naranja con la toalla aún puesta después de salir de la ducha (Espe que estoy viendo tu pensamiento...).


Así pues y despues de consultar con Quino, creo que voy a incluir esta rutina en las semanas de descarga, a modo de limpieza, higiene mental y por qué no, para ayudar al famoso metabolismo ese que encima te deja más flaco.

P.D.: Mae, pensando en ti he colgado fotos en el Blog, segun miras la pantalla a la derecha, arriba del todo podrás encontrarlas.... venga, a criticar!!!

7 comentarios:

Esperanza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ishtar dijo...

Uffff, es verdad que después te sientes estupendamente (y eres capaz de beber zumo sin parar ;-)), pero madre mía lo que cuesta salir de la cama de madrugada para ir a correr!!.

Nosotros el año pasado, un par de sábados hicimos 40 minutos de trote en ayunas, desayuno a gogó y luego un par de horitas en bici... ¡¡cómo se nota el desgaste!!. Me pareció un entrenamiento chulo... y ahí lo dejo para el que quiera experimentar jeje.

Besicos!

akela dijo...

Si cuando digo que eres un sol de primavera ¡¡cuánta razón llevo!!, Claudia di algo -pero no mucho- que luego no vamos a aguanterle el subidón.... je, je

¡¡vaya detallazo que te acuerdes de mi y pongas fotos tuyas para que disfrute a tope!! aún estoy en "trance" y eso que sólo les he echado un vistazo rápido, pero ya las veré detenidamente, de momento para Praga chapeau ¡qué recuerdos que me trae! y las tuyas del deporte impresionantes.... ¡quécuerpazo! je, je , bueno está bien eso no lo es todo.

Con lo del entrenar a primera hora sigo diciendo lo vuestro es fuerza de voluntad ¡ers igualito que Chema! (bueno no del todo,c alro) él también está ahora conel tema de entrenar en ayunas y está encantado ha cogido este marcha después de venir el Aconcagua y bueno es la quinta maravilla ¡¡y es que os falta un tornillo!! madre con lo bien que se está en la cama es sábado.... bueno está bien lo intentaré ahora con el buen tiempo.

Bueno guapete sigue escribiendo ¡como mola llegar al curre y tener estos momentos de relax con vuestros blog!, un buen invento si señor.

Un besete fuerte (pero lo compartes)

Nacho Cembellin dijo...

Ishtar, asi que tb lo has probado????. Y no habrás conseguido algún estudio dónde cuente como hacerlo correctamente. Yo estoy pensando dejar este tipo de entrenos sólo para semanas de descarga y hacerlos muy pero que muy suaves sin dejar de tomar despues el recuperante de Born.

Mae, sabía que te iba hacer ilusión... no te olviodes de decirle a Chema que si pretende ir a la Antartida que vaya pensando en mi como compañero de viaje;).

Ishtar dijo...

¡Claro que lo he probado!! ;-). Con los viajes de mi antiguo curro no me quedaba más remedio, porque luego currabas desde el desayuno hasta la cena (ya sabes, comidas-reunión :-( ), así que me he pegado trotes mañaneros en ayunas en Amsterdam, Colonia, Budapest,... pero nunca me han gustado, el cuerpo no funciona y más que correr me arrastro, pero seguro que tienen efectos positivos (ya lo has dicho tú, temas de metabolismo, de quema de grasas y demás). Pero vamos, que si a ti te gusta y te hace sentir bien, pues ya está, a disfrutarlo, que malo seguro que no es ;-))

Besicos!

Ishtar dijo...

Por cierto, vuelvo a mi tiquismiquez... vespertina significa "por la tarde". Por la mañana es "matutina" ;-)) (pero vamos, que es bastante común esta confusión)

Besicos!

akela dijo...

Encuanto le comenté que te apuntarías se le alegró la cara .... No te preocupes, lo tiene en mente y cuenta contigo para la Ántártida lo que pasa es que antes quiere hacer alguna otra cosilla como preparación a ese difícil reto(quiere llegar al polo sur). Quiere ir antes al Polo Norte y seguramente al Cho-Oyu para ir aclimatando y probando eltema frío.

En referencia a los entrenamientos en ayunas a primera hora (matutina) a él le sientan genial y dice que rinde mucho más y se encuentra mejor, eso si los hace en fin de semana y el año pasado con el tema del Estrecho también hizo sesiones de natación y también le sentaron genial. Dice que el cuerpo le va mejor lo que ocurre que luego se pega unas siestas de dos horas el angelito....

Un besete