domingo, 2 de octubre de 2011

Comprad, comprad malditos.

No tengo ni idea de marketing, ventas o comercio pero creo que no me equivoco si puedo asegurar que los Yankis son al marketing triatletico, lo que Shumacher a la Formula 1, unos genios despiadados.

Conocí esto del triatlon allá por el 2004, es decir esta será mi septima temporada relacionada con este mundo. Y lo primero que aprendí del triatlon y su jerga fueron dos sustantivos, globero y gurú. El primer sustantivo, globero, es por definición: aquel triatleta o deportista aficionado del montón y no muy afortunado a la hora de conjuntar modelos textiles, pues aunque se depilen, cantan de lejos en su forma y maneras. Parece ser herencia del ciclismo y yo cada día lo soy más. El segundo, gurú, suele ser un triatleta con cierto renombre, no necesariamente de la elite y que controla muchisimo de material, entrenamientos, carreras y por supuesto conoce a un gran número de estrellas triatléticas. Como es natural, suelen ser referencia y crear tendencias entre los globeros. Esta definición es importante, pues es de suma importancia en el elemento de marketing venido de las americas.

En los primeros años de práctica triatlética, era tanto y variado lo que había que aprender, que las referencias guristas, eran exclusivamente nacionales. De ellos aprendimos la importancia y la necesidad de tener una bicicleta de carretera y otra de contra-reloj, de los cordones elásticos y del uso de las gomas en las transiciones (detalle que ni probé por el miedo irracional de pillarme un testículo en el salto). Entre gurús, tu propio entrenador y los avances en lectura de habla inglesa de aquellos que dominaban la lengua de Shakespeare, aprendíamos, deseabamos y probabamos. Eran tiempos de lectura de foros, aún había pocos blogs, la revista Finisher y de vez en cuando, el visionado de Triathlete Magazin y alguna revista más del medio.
Como más arriba decía, empecé en esto del triatlón en el 2004, ese mismo año, un tal Terry Laughlin crea un sistema infalible de natación, “Total Immersion Swimming”.
Creo que lo que peor hacemos la mayoría de los triatletas es nadar. Más que nada por que al grueso de triatletas nos ha pillado más bien mayorcitos en esta moda hoy imparable. La natación puede que sea con diferencia uno de los deportes más técnicos que existan, donde las sutilezas y matices toman vital importancia a la hora de desplazarse en el liquido elemento. Evidentemente había un nicho económico el cual explotar y Terry Laughlin lo vió.Según he podido averiguar, Terry es un entrenador de renombre americano y que tiene un libro más al menos en su haber. El caso es que se crearon franquicias por todo el mundo las cuales formaban a entrenadores que posteriormente daban seminarios a diestro y siniestro. A día de hoy, se han cerrado casi todas las franquicias incluidas las de España.

Personalmente estuve unos cuantos meses intentando probar lo que el libro me contaba pero finalmente desistí, echando más la culpa a mi incapacidad natatoria que a los magnos y bastos conocimientos que adquirí. Conocimientos los cuales pudiera ser capaz de trasmitir pero no de aplicar.

Entre medías o durante, ya no recuerdo, apareció un elemento tecnológico de vital importancia para crear diferencias a partir de la T1. Ya tenía cabra, había comprado unas tapas para crear una lenticular con mis Zipp y me quedaba lo mejor, un buen medidor de potencia. Tengo que reconocer que ya me pilló un poco quemado en el gasto realizado hasta entonces por lo que desde el primer momento, observaba dichos inventos con cierto recelo. Además, el juguete, el que valía la pena, costaba la friolera de unos 2.000 €, por lo que jamás sucumbí a sus increíbles bondades. Reconozco que de cuantos inventos han nacido en estos años, éste me parece uno de los más serios y eficaces. De lo que desconfío es del uso que podamos darle la mayoría de triatletas y de la disciplina a la cual hay que someterse a la hora de entrenar con dicho aparato. Pero como he dicho antes, tan sólo lo he visto y nunca lo he usado, por lo que pueda opinar al respecto es más bien poco relevante.... bueno, creo que tampoco es que mi opinión en general pueda ser importante la verdad.
Un apartado que siempre ha preocupado al aficionado y sufrido deportista globero, es la nutrición. Durante años hemos creído a pies juntillas que la pasta era cojonuda y que los bollos se podían tomar siempre y cuando no abusaramos pues para eso entrenabamos como entrenábamos. Aprendimos que la supercompesación de carbohidratos era determinante para las carreras de resistencia para descubrir poco después, que bueno, que si, pero que no quedaba muy claro y que al parecer no era tan importante como una correcta y PALEOLITICA nutrición.

Lo reconozco, mi primer contacto con dicha propuesta me olió a cuerno quemado. Uno de los primeros expertos que trató de difundir esta nueva disciplina alimentaria fue Walter L. Voegtlin, un gastroenterólogo cuya teoría podemos encontrar plasmada en su libro “La dieta de la edad de piedra”, una publicación del año 1975 que ha logrado fomentar esta dieta entre muchas personas. Entre algunas de las conclusiones que mostraba en su libro el gastroenterólogo, se encuentra la explicación proporcionada sobre algunas particularidades del organismo humano, dientes caninos, incisivos, mandíbula diseñada para machacar y desgarrar, capacidad estomacal, contenido de microorganismos digestivos, etc., todo ello, según el experto, se encuentra sujeto a un modo de alimentación que dista mucho del actual. Sin embargo quien popuralizó esta tendencia en España fue Loren Cordain y su libro Paleodieta para deportistas: una formula nutricional para el deporte de alto rendimiento, año 2007.

Reconozco que al profundizar un poco es una dieta que me gusta, más que nada porque se acerca bastante a la cual mi madre intentó acostumbrarme y lo que una madre da siempre es lo mejor para su hijo. Buenos filetes de carne y pescado, mucha verdura, fruta, frutos secos y una vez por semana si me portaba bien, me la saltaba con pasta, arroz o patatas fritas ;-), cierto es que mi madre también estaba empeñada en que tomara legumbres y que éstas no están muy bien vistas en la paleodieta y que yo, tampoco estoy dispuesto a suprimir al igual que otros tantos alimentos prohibidos y que si bien nunca he abusado si me gusta disfrutar de vez en cuando, es decir, bollería y fritos porque vivir y no disfrutar de unos buenos huevos rotos, para mi no es vivir. Además reconozco que todo aquello que me suena a imposición, metodo estricto y criterio de otro... como que se me atraganta un poco. Po rlo que la paleodieta bien en su fondo pero me niego a seguirla y vivir atado a una disciplina.

El caso es que esta moda actual es uno de los ejemplos más claros de venta al público triatletico. Primero te venden la idea a través de un gurú que además ha sido apadrinado por un gran deportista. La idea debe ser adoctrinada científicamente, aunque con hipótesis y no conclusiones definitivas, pues está claro que al público general lo que nos importa es el envoltorio de dicha idea y no los cientos de matices. Y así surgirán voces a las que no les faltará razón cuando digan que no es ciencia sino seudociencia. Los triatletas solemos ser personas a los que les gusta la información, la innovación y sentirse un poco diferentes al resto; en este perfil, esta forma de venta es perfecta. Si además, algunos expertos en nutrición ven una nueva linea de negocio y la adoptan, el negocio está perfectamente sincronizado y engrasado para rodar.

A mi parecer, la paleodieta es una buena idea como base nutricional, pero me parece peligroso y desmedido como dieta definitiva. He visto casos en los cuales el seguidor de la misma perdía peso de forma muy rápida. Según los cardiologos, la perdida de un kilo por semana puede dañar al corazón, sobretodo en dietas escasas en proteínas, caso el cual creo no corresponde a la paleodieta. Por otro lado, genetistas de la Universidad de Chicago determinaron hace un par de años que el dominio del fuego es la razón por la que somos diferentes a los chimpancés y que gracias a los alimentos cocinados, nuestra evolución varió con respecto a estos primates. Dicho estudio se centró en la genética del hígado donde se determinó cómo se procesan las proteínas que ingerimos. La cocina permitió que las propiedades bioquímicas de las moléculas que consumimos cambien y por tanto, cambió el modo de absorber y procesar todos los nutrientes que entraban en el organismo humano.

Hay expertos que piensan quizás que en la paleodieta se deba hacer una revisión, ya que muchas de sus afirmaciones están basadas en estudios anteriores, un ejemplo sería este que se ha mostrado sobre el fuego y la cocción de los alimentos. La agricultura y la ganadería han proporcionado infinidad de beneficios al ser humano, quizás son los métodos de producción en los que se emplean determinadas sustancias, la causa de la aparición de las nuevas enfermedades, pero no el concepto de ganadería y agricultura.

Y por fin llegamos a la actualidad y al último grito que cumple uno a uno los patrones que se han ido viendo en las anteriores campañas de venta. Tenemos un libro: "Nacidos para correr", como gurú, esta vez un redactor de la revista runners word EEUU, Christopher McDougall. Podía haber sido Martín Fiz, pero no, de nuevo es un yanky. Un deportista de élite y además con una personalidad a medias entre tarzán y Orzowei, Anton Krupicka. Y un científico, el doctor Daniel E. Lieberman, profesor de antropología de la universidad de Harvard, nada más y nada menos. Daría la impresión que esta "nueva" tendencia sigue el camino abierto por la paleodieta. Descubrimos que nos hicimos humanos por que corremos.... bueno y porque inventamos el fuego y cocinamos, pero qué fue primero el antílope o el fuego, el antílope, luego va a tener razón este señor. Y descubrimos que descalzos, se pisa de tal manera que la biomecanica heredara por la evolución de nuestra especie es suficiente para amortiguar los impactos que produce la carrera a pie y que las zapatillas con amortiguación, modifican nuestra pisada y éste puede ser el motivo de las múltiples lesiones que sufrimos los corredores del primer mundo, al descompensar nuestra forma natural de correr.
Así, a priori, me parece más que lógico el planteamiento. El problema es que es dificilisimo reeducar a un adulto. Vamos, que según aquellos que saben en cuestiones de aprendizaje humano, lo más dificil en materia de aprendizaje es que desaprendamos algo que llevamos haciendo mal toda la vida. Cuando hacía atletismo, me enseñaron que los corredores muy buenos de fondo, entran de metatarso y que el resto deberíamos intentar correr de la misma forma que ellos. Nuestro entrenador, nos aseguraba que cuando teníamos menos de cinco años, todos corríamos así, pero que al hacernos mayores desaprendíamos la forma correcta de correr que para nosotros era innata.

El caso es que de nuevo firmas comerciales se han lanzado a crear nuevos productos que colmen la nueva necesidad y de nuevo son los yankis los que inventan, crean, venden y nosotros compramos. Porque si hay algo que si me molesta de este asunto, es que a excepción de Rotor, todo viene del norte de las americas.
creo que el triatlon es uno de los deportes que más productos, tendencias y modas alberga. Tres deportes en uno dan para mucho que inventar y por lo tanto vender pero me cansa que siempre venga del mismo lado. Ruedas aereo, que si botes de perfil, ahora bidones en el manillar, antes en el sillín. Que si platos Q-rings, ahora bicicletas de 39 pulgadas para BTT, bicicletas estilosas sin cambio y piñon fijo para ciudad, en fin, tantas tendencias y modas que hace del triatlón el deporte con más juguetes y modas... creo.

Y por eso yo me pregunto: detrás de tanta tendencia, estilo de vida y aparatejos, en qué lugar queda el deporte sin paliativos. No creéis que el triatlon es un claro exponente de un consumismo que debido a la crisis está en peligro de extinción?? y que las empresas dedicadas al mundo del deporte lo sabe y por eso nos lo venden de la manera más sutil y práctica, es decir, primero nos enseñan y nos crean necesidad para que nosotros solitos hagamos el resto, es decir, comprar a tutiplen????.

8 comentarios:

Antonio Arias dijo...

Aunque no practico el triatlón, estoy completamente de acuerdo con tus apreciaciones.

davidiego dijo...

buena entrada compañero, pero los que llevamos un poco más tiempo que tú hemos ido más poco a poco, y no te das cuenta del cambio que vas haciendo, aunque ahora la gente empieza la casa por el final, primero el material y luego la ilusión, y si no haces larga no eres nadie.

pero muy cierto todo, excepto lo de las bicicletas de 39"... no serán 10 menos? ;p

dónde estará todo, y nosotros, dentro de otros diez años?

ser13gio dijo...

Buena entrada, Nacho. De acuerdo en general, pero creo que de toda moda queda algo -esperemos que lo bueno- y pueden tener parte interesante. Y alguna de estas modas o tendencias perdurará, la cuestión es cuál. Pero sí, estamos un poco engañados, nos manejan con habilidad y, hay que reconocerlo, nos gusta picar de vez en cuando, dejarnos envolver por una tendencia y formar parte de la corriente.
s

Xocas dijo...

El caso del tri es digno de estudio. No obstante, personalmente lo que más me sorprende es que, a pesar de las infinitas bondades del material de última generación, de las dietas maravillosas y la técnica de carrera perfecta, siempre hay alguno en los primeros puestos de los circuitos locales con un hierro de narices y entrando de talón sin piedad.
Y ya en serio, estoy un poco cansado de escuchar eso de que los niños corren de forma natural a la perfección. No es cierto. Me parece que muchos hablan de los niños sin haberlos tenido cerca siquiera.

http://www.heidel.com.ar dijo...

En el Tri hay lugar para todos, los gurús, los que van camino a ello, los globeros y los fantasmas. Estos últimos son los peores, que se piensan que a base de gastar en el último chisme de tropecientos euros van a ser igual que los gurus.

Te encuentras con los hipertuneados con bicis de 12K Euros que no hacen nada y luego lo comparas con un corredor que hace un maraton de montaña en chanclas (literalemnte) y tan contento, ahí es donde te quedas pensando, quién está haciendo el ganso?

En fin... en cuanto a la dieta las proteinas son necesarias, los hidratos los consigues en cualquier chino, pero las proteinas de calidad no. Con lo bueno que son los sandwichs de jamon, los datiles y los platanos.. y se sigue insistiendo en suplementos a base de geles todo el rato.

Creo que al mundo latino le falta algo de ego (Un Argentino lo tenía que decir) pero es verdad, siempre mirando a USA como si fuera palabra santa con la cantidad de cosas buenas que hay que analizar y digerir en el mercado local.

Un saludo

Furacán dijo...

Muy bueno Nacho, me gusta la entrada. En general estoy de acuerdo contigo, sólo unos apuntes, recientemente en estudios que analizaban la dieta neanderthal se descubrió que consumían bastantes legumbres ;-) Luego sobre el nacidos para correr, no sé si lo has leído, para mí el libro es muy bueno, bien escrito, crítico en muchos aspectos con su país y su modelo de negocio y está lejos de ser un simple panfleto de propaganda 'barefootiana'

Nacho Cembellín dijo...

Empiezo por Furi. Si Furi, sabía lo de las legumbres xq ya te he leido alguna vez comentarios al respecto.... te sigo de cerca aunque en la sombra ;-) y respecto a Nacidos para correr, estoy totalmente de acuerdo, es un libro q no solo habla del barefoot, lastima q mucha gente se haya quedado solo con ese concepto.

Heidel, tb de acuerdo contigo. HE conocido varios corredores en chanclas, en concreto hay un equipo Uruguayo buenisimo.

Xocas, puede q no todos sepan correr, pero si la gran mayoría, al menos eso me parece a mi. Y si, al final lo q cuenta es la genética, lo demás tan solo ayuda ;-)

David lo de 29 o 39 era para ver si te leias el tocho ;-).... si, donde estaremos en 10 años, q habrá pasado con la crisis, seguiremos compitiendo por ahí. Lo q espero es q sigamos en contacto.

Sergio, seria de necio no aprender de cada propuesta. Estoy de acuerdo contigo. Ahora, lo q me suele asustar son las personas que abrazan dichas modas como única ley... pero bueno, de todo hay y derecho a hacer lo que quieran, tb.

Antonio, gracias por tu comentario.

http://www.heidel.com.ar dijo...

Hace un tiempo estuve investigando sobre como correr mejor y encontré algo llamado metodo Pose

http://posetech.com

El método se convirtió en otro negocio y no encontré corredores que contaran con experiencia en esto. Si alguién tiene experiencia sobre el tema estaría interesante que lo cuente.