miércoles, 4 de marzo de 2009

Día duros

A veces cuesta, a veces uno empieza a pensar que la edad si que se nota, pero sólo a veces eh?.
El caso es que llevaba yo encadenando unos entrenos fantásticos. La semana pasada después de la anterior de descarga me costó tomar el ritmo pero tras la primera salida en bici y superar medias de 32 la motivación empezó a surgir. Bici bien, carrera mejor que no significa alcanzar el nivel de la bici pero ya es notable tener sensaciones cojonudas. Lo cierto es que ni puta idea de los ritmos que llevo corriendo pero los pulsos marcados son fáciles de llevar y la sensación es que si bien no soy una gacela, no duele nada.
La piscina es otro cantar, aún me duele el hombro del ostión que me di en Colombia y por ello debo alternar más de lo deseado largos a espaldas para soltarlo pero esto es así, nadie dijo que fuera fácil y modificando un poco el recobro con el brazo izquierdo, a penas siento molestias... durante que no después.
Y llegué al sábado y salimos el Chulo llorica, Isma y un servidor. Al llorica le dolía algo, como siempre, iba disparado de pulso y gruñía y gruñía... y quizás por que subimos a Soto más lento de lo normal, calenté bien y allí, saliendo de Soto, como que tienes esos día que el cuerpo te pide guerra (benditos días) por lo que le dije al Chulo y a Isma, nos vemos en Cerceda. Soplaba un ligero aire de espaldas que me llevó volando durante 14 km, acopladito y reafirmándome porque me gusta tanto esto. De vuelta más de lo mismo, me despedí de mis compis en Manzanares y tiré rumbo al Cerro. No, aun no lo subo a plato pero ya queda menos para que el 54 devoré esa tachuelilla.
El domingo tenía disfrute dominical en la cama y hasta las doce no decidí salir a hacer mi hora y media a 150 pulsaciones. Idem que el sábado, fácil, cómodo y disfrutando. Y es que este fin de semana ha hecho algo de calor y no veas como mi cuerpo lo nota.
Lo malo llegó ayer. Dos horas y media con frió y lluvia de nuevo. La verdad, no se si es por el frío o el desánimo pero la alegría del fin de se esfumó. Y aunque hice mi entrenamiento dignamente, lo sufrí más que lo aproveché.
Y hoy, después de un día de perros, de reuniones, de problemas y de mucho curro, tanto en la Tele como con Enphorma, a eso de las seis he salido a hacer mi hora de carrera con 30 minutos de cambios de ritmo. Ha hecho viento, sol, frío y lluvia. Días así recuerdo a Porras. EL Porras es un compañero mio de trabajo que trabaja como mensajero. Con él a principios de esta década corría RAID de aventura y alucinaba con su tenacidad, fuerza y coraje. Había intentado ser bombero pero un accidente de moto le machacó la mano izquierda casi dejándole invalido. Los médicos le dijeron que no podría realizar deporte alguno el resto de su vida pero él no dejó de luchar y dos años después se presentó a las pruebas. No logró entrar por un segundo en la subida a la cuerda pero lo que no sabían los jueces es que la mano izquierda solo le valía de agarre pues subió la maroma tan sólo con el brazo derecho. Y me acuerdo de él porque corriendo una carrera en Portugal en el segundo día de competición, enfrentado a un viento y una lluvia desapacible, mientras esperábamos para iniciar la carrera con los kayack le oí gritar cuando creía que nadie le oía: No podréis conmigo gritaba mirando al Tejo, soy más fuerte que vosotros, no podréis... y le vi sonreír.
El invierno está siendo duro pero no más que nosotros, triatletas, atletas, ciclistas, todos nos estamos enfrentando a lo que por ejemplo los alemanes sufren durante diez meses del año. Siempre he creído en el dicho que lo que no te mata te hace más fuerte, así que, menudo verano de competiciones fantásticas nos esperan...;-).

7 comentarios:

Casti dijo...

Pues si Nacho estoy contigo en lo que lo que no te mata te hace más fuerte,es una gran verdad, no hay mejora sin sufrimiento.

Ramón Doval dijo...

Si en el fondo nos gusta. Cuanto más jodido, más satisfacción.

akela dijo...

al final voy a tener que aceptar que todos llevamos una parte de "maosquismo" dentro, cunato pero van las cosas más satisfacción sacamos, la verdad es que es cuando mejor nos sentimos con nosotros, las dificultades nos hacen más grandes

Ya verás como el verano llega antes de lo que pensamos, bueno llega cuando lelga, pero seguro que se nos hace corta la espera.

Un besazo

inma dijo...

SIGAMOS SOÑANDO
SIGAMOS LUCHANDO
SIGAMOS ENTRENANDO...
SIGAMOS PROYECTANDO...

EL AIRE, FRIO, LLUVIA ES PARA TODOS Y CREO QUE ANDAMOS TODOS IGUAL

UN BESO

Rachel dijo...

Frio son las carreras por el pasillo que me pego por las noches...

ATALANTA dijo...

La primavera ya nos dio como adelanto una semana maravillosa. Pronto todas así. Yo cada vez llevo peor lo del mal tiempo aunque es verdad que siempre pienso en daneses y demás... el que no se consuela...

Nacho Cembellín dijo...

Lo hago a posta para que te arrimes luego más a mi...;-)