lunes, 8 de diciembre de 2008

3er dia

Aunque me acosté con unas décimas de fiebre, la noche y el sueño hicieron su labor. Me levante roto muscularmente pero con energía para afrontar el ultimo y mas duro día.

La carrera empezó con los conocidos carros de rodillo en una bajada no muy larga pero bastante mas empinada que la del primer día. Llegamos a la transición de los patines en buen lugar, pero en escasos 15 minutos nos ponemos a cola de pelotón. Mi patinete y yo, yo y mi patinete y dos piernas de palo por empuje. Espe es llevada en volandas por Tomas y Antonio apoyandose en mi en las bajadas. Así durante casi dos horas, hasta que mi zapatilla derecha, descordinada por mi falta de fuerza se traba con la rueda trasera y me pego una ostia igual a la de este verano solo que con el hombro izquierdo como protagonista y afortunadamente sin rotura alguna. Eso si, me quemo el hombro y los nudillos de la mano derecha pero claro como Antonio se había dado una leche mucho mayor que yo y ni pio... me trago el dolor y para arriba. Ahora, varias horas después, me duele el hombro y no puedo moverlo bien pero no creo que se grave.

En la siguiente transición soy consciente de que va a ser mi ultima prueba. No coordino bien movimientes y el dolor es insufrible para siquiera subir un peldaño. Así que los tres mil metros de desnivel en el siguiente pateo se me hacen imposibles. Por lo que decido parar aquí. Espe, Antonio y Tomas deciden hacer el ultimo tramo de bici que les llevara aun, con cervecita incluida, unas tres horas mas. Allí paran pues el treking se hace impensable también para Espe que se ha portado como una autentica jabata.

Me da mucho coraje, como dicen aquí, haber tenido que parar de esta manera. Partíamos con dos horas tan solo de desventaja con los primeros y las fuerzas nunca me han abandonado, ni una pájara, ni atisbo de ella. Todo ha sido muscular y me atrevo a decir que neurologico. El desgaste muscular en las piernas nunca ha sido tan brutal y mira que he hecho pateos y raid mas duros que este. La respuesta al porque es clara, no he pateado en serio por el monte desde que corro tri y así no se puede enfrentar uno a estas carreras. La caja y el corazón han ido a la perfección pero no lo que ya os cuento.

Pero ahora empieza lo bueno. Hemos parado a comer con un bombero que nos acompaño en la ultima bici, con los policías que tenemos de escolta de trafico y nuestra asistencia en un chiringuito de carretera. Y aquí empieza el verdadero viaje.... pero eso amigos quedara para el final del viaje, eso, las fotos, la visita a un parque de bomberos, el reportaje de anoche de la tele, como es la gente de este país, el contacto "gueno gueno" de prensa española que he hecho para Enphorma y cinco días mas que no pienso desaprovechar aunque tenga que ir a gatas;).

Gracias por los ánimos y por estar ahí pendientes. Besitos niña, mañana te llamo.

12 comentarios:

davidiego dijo...

en tiempo real, desde la lejana Península un abrazo muy fuertote para que te recuperes rapidito!
cuídate y diviértete en la postcarrera.

Ishtar dijo...

¿Ya acabó entonces?. Bueno, como dices, estas cosas hay que entrenarlas, específicamente. No es lo mismo correr que andar, ni llanear que subir. Pero bueno, a lo que fuisteis, que era a vivir la experiencia, lo habéis hecho y disfrutado a tope, ¿no? :-). Pues a quedarse con eso y con las mil diapositivas de lo que habéis visto y vivido que tendréis en vuestra mente :-).

BEsicos!

Fernando dijo...

Procura relajarte y disfrutar, pero no te sacrifiques tanto. Cuídate!!!

Tu madre que te quiere.

Un beso.

David dijo...

Qué envidia Nacho, que envidia me das.

Furacán dijo...

Vaya que pena, pero se ve que la experiencia ha valido la pena.
Disfruta de lo que queda!

magopepo dijo...

Enhorabuena.

Por intentarlo, por disfrutarlo, por estar ahí delante mientras se ha podido, por el esfuerzo.

Gracias.

Por llevarnos a todos a Medellín, a patinar, a tirar de los carritos, a levantarnos de las piñas sin mirarnos siquiera, a ser felices.

Disfrutad del viaje.

Envidiosillos saludos.

edecast dijo...

Bueno, pues aunque tarde, que llevo unos días desconectado, ánimo para ahora, que veo que empieza lo "bueno". Si yo sé que te apuntas a estas historias por el "postcoito" de la "competencia" ;-) No bebas mucho ni degeneres, que el Dieguito está afilando el cuchillo, como dice davidiego, te va a ganar en los sprines. Le he visto esta mañana pintando el carril bici con 9 o 10 líneas rojas donde pone "chulo-sprint"...
Yo no dormiria tranquilo.

diego dijo...

exagerao el montoya...
chulo, a ti no te digo ná que ya vendras palpueblo.
cuidate y 1 beso a la chula que ha aguantado mas que tu.... maricon... ( no he podido resistirlo ;-) ).

Pablo dijo...

Ánimo campeón, procura dejar tu huella para que nunca se olviden de ti!!!

Saludos.

Pablo Cembellín.

Nacho Cembellín dijo...

Gracias de nuevo chicos. Bien venido Magopepo y gracias, ya me diras quien eres.

Manda hue... que me tenga que ir a Colombia para que mi familia escriba en mi blog...;)

Chulo, ahora estoy roto pero en diez dias y la supercompensacion de las cuestas de aqui... je!!!.

ATALANTA dijo...

Que te quiten lo bailao. Pedazo de viaje, de prueba, de experiencia.
Efectivamente, aunque el profano no lo entienda, no es lo mismo. Al final te duele todo. En unos días recuperado y a por la próxima.

Ramón Doval dijo...

¡Enhorabuena por todo -excepto por la leche que tas dao-! Seguid disfrutando de la aventura sin remordimientos, que no tuvisteis ni dos semanas para preparar la prueba.