sábado, 21 de abril de 2012

Piedra sobre Piedra, La Pedriza.


En Madrid, hay paseos dignos de un Rey que para disfrutarlos tan sólo es necesario tener ganas, un poco de tiempo y sensibilidad para disfrutarlos.


Desde allí, cada vez en más número y con más paciencia nos observan incrédulas, trofeos baratos para ese rey, impagables para este lacayo.


Reyes, príncipes e infantes, perdonad el sexismo del sustantivo, pero para mi, tan sólo existe una Reina y Ella no se junta con semejante reala.


Dueñas del abismo y el equilibrio hoy se han hecho habitantes perennes en nuestra Pedriza. Si las queréis ver, tan sólo debéis subir a buscarlas, hay tantas y están tan acostumbradas al rey de la creación que casi con desdén nos observan.



Rey de reyes, si existe, vaya si existe y a ese no le hace falta demostrarlo por que es, simplemente es.

6 comentarios:

Perséfone dijo...

Qué preciosidad de imágenes. 'Trofeo' no es desde luego una palabra digna para describir a sus protagonistas.

Que poquito valoramos lo que tenemos aquí al lado.

Gracias por las imágenes.

un abrazo.

Antonio Arias Conejo dijo...

Como siempre excelentes fotografias acompañadas de gratificantes comentarios.

ser13gio dijo...

La última es de concurso y para ganarlo de calle, bestial.
s

Nacho Cembellín dijo...

Gracias a todos... Sergio, la imágen es impactante por el lugar y el significado de la misma, pero ha tenido q sufrir un recorte de casiel 20% y además no está correctamente compuesta... sin olvidar q la luz es la q era. De cualquier forma, con los concursos me pasa como con las competiciones, lo mio es el entrenamiento y el momento de la toma, es por lo q hago fotos o practico deporte, por cada día y no por uno en concreto.... la justificación del paquete. ;-)

Isadora dijo...

Me gustan todas.
Me encanta ver las cabras en su medio y en estas fotos aparecen casi más guapas que en la realidad (no hay más que observar la penúltima foto...).
Preciosas, Nachete.

inma dijo...

me gustannnn