martes, 11 de mayo de 2010

Rutina, qué rutina.

Parece ser que entro en un periodo de trabajo vespertino en el cual habrá días como el de hoy en el que mi jornada empezará a las diez de la noche. Mucho tiempo para el demonio que diría mi madre. Tiempo atrás con tremendas planificaciones en post a un iron man o simplemente hacer tri, me llenaban de por si el día, pero ahora sin orden ni concierto en el devenir de mi día se como comienzo pero ni idea de como acabo.
Y así, esta mañana a eso de las nueve y media me he montado en la flaca con idea de hacer hora y media. En el viaje que este espacio de tiempo y espacio te impone, me he cruzado con algún que otro clásico y he conocido a una posible promesa del ciclismo femenino. No suelo hablar con gente desconocida a no ser que comparta kilómetros en post de un esfuerzo y esta niña, porque es lo que era, se ha ganado mi respeto aguantándome durante varios km a más de 40 km/h. Mónica con no más de 25 años, mexicana y sin problemas por la crisis ha decidido después de terminar relaciones políticas internacionales dedicar dos años de su vida a esto del ciclismo porque le apasiona y se lo puede permitir. Daba gusto oírla hablar con pasión, sin importarle demasiado el futuro inmediato (debe molar eso de tener pasta eh?) y decidida a triunfar.
Una vez me he despedido de Mónica he encarado mi bici de vuelta a Alcobendas por la carretera de Fuencarral. Poco antes de llegar a Telecinco he tenido que esquivar a un corredor que se estaba jugando la vida yendo en dirección contraria por dicha carretera y en una zona sin arcén. No merecería comentario si dicho corredor hubiera resultado anónimo pero el día estaba decido a ser cargado de anécdotas y José María Garcia, con muchos kilos de menos y misma estatura corría a ritmo entre vehículos conducidos por seguramente antes oyentes suyos.
De ahí a Valdelatas y que no me canso. De catorce años que llevo yendo casi semanalmente no ha sido hasta este año, que lo he paseado, cuando he empezado ha apreciar los matices y cambios que sufre en las estaciones. No sólo el color vive en constante cambio, también el sonido sigue la misma progresión al igual que el calor y la luz.

Y de esta guisa me volvía a casa, sin tiempo para llegar y salir corriendo con la moto a probarme un traje que me he comprado cuando un adolescente que se cree adulto por estudiar en la facultad no ha respetado un ceda el paso. Advertencia sonora y señal gestual de: que te den!!!. Vale, no vas a conseguir enfadarme, pero date prisa. Tienes prisa???, pues a 30. No importa, en un momento hay dos carriles y la mierda seat que llevas no me va a parar. acelerón y.... coño esto no cambia!!!!. A tomar por culo el embrague después de 140.000 km. Paciencia hermano, tan solo son las dos de la tarde.


Me ahorro la grua y paso directo a mi casa. Unas lentejitas y ponte a montar el riego automático de las jardineras de la terraza. Después de dos años, por fin ya tengo la terraza terminada y con tierra para poder plantar lo que me plazca. Después de treinta minutos y comprobar que me faltan algunas cosillas me pongo con las fotos de hoy. Tan solo quiero descargarlas en el disco duro pero como es uno de los momentos que más disfruto del día empiezo a liarme en revelados y análisis. Son las cinco y cuarto, Raquel no llega hasta las siete y creo que no es mala idea ir al gym.
40 minutos de gym y 15 de piscina después y me voy rumbo a casa que Raquel va a llegar y viene otro de los momentos del día, correr los tres juntos. La idea era irse a la Dehesa de Sanse y hacer una rutilla en BTT pero al quedarme sin coche lo dejamos por una vuelta rápida por Valdelatas que concluye con tres chulos conocidos de la mini audiencia bloguera, El Chulo, El Vasco y un personaje en busca de estatus social en esto de los deportes de larga.
Son las nueve de la noche y entro a las diez a trabajar. Hace algo más de doce horas queme puse en marcha y no retornaré a la cama posiblemente hasta pasadas las tres de la mañana. Esta es mi vida. Es curioso que nos fijemos más en los viajes soñados y un día realizados que el día a día a veces no carente de cambios sutiles o no, pero cambios.
Hace cinco minutos he visto a una nieta de Franco montada en una Onda Sadow y ataviada como un angel del infierno, curiosa parábola del destino que me introduce en la noche mientras espero a mi directo que quizás tú veas.

7 comentarios:

Xavi Garcia dijo...

Tu directo?...mmm...estoy perdido lo siento pero excelente post y tienes toda la razón...¨El camino se hace al andar¨!

Saludos desde Tokyo!

¨XTB¨Xavi.

MAE dijo...

Nacho ¿sólo curras cuatro horas? como mola, aunque supngo serán muy intensas, pero está bien eso de "quitarte" el marrón en poco tiempo.

Buena jornada la tuya se ve que disfrutas de todo lo que le día te depara aunque te pnogan alguna zanzadilla jejeje.

¡¡Vaya fauna que ves a esas horas!!, por cierto que al final sin medalla me quedo y con insultos y desprecios por mi condición de "pareja de un concejal de oposición", flipante pero cierto, que las mujeres aún seamos tratadas así es demencial, cuéntaselo por ahí a alguien, lo de la medalla me da lo mismo, pero lo del trato la verdad es que me ha dejado "perpleja".

¡¡Quiero un foto tuya haciéndole una a Ámbar!! rebozado por el suelo jejeje.

Besicos

Nacho Cembellín dijo...

Xavi, cuando me cuentes q haces en tokyo yo te cuento lo de mi directo. ;-)

Mae, un día cuatro otro doce... o fin de semana, así es mi curro.

Mildolores dijo...

Mejor no, jejeje, la nieta de Franco en plan castigadora. ¡Lástima habermelo perdido!

Hoy quiero ser como Mónica y no acordarme del palo del 7% de menos en mi nómina, que no recuperaré nunca jamás.
¡Mecagüenlaputadoros!

edecast dijo...

Te ha quedado chulo el resumen de la "rutina".
Pero en mi caso decir que no voy en busca de ningún "estatus social en esto de los deportes de larga".
Para que te hagas un ide en toda la semana el único deporte que he hecho es el trote cochinero del martes con el Chulo. Y ya está... Así que me conformo con no tener que dejar de hacer deporte ;-)
A ver si hoy puedo hacer algo...

Juankir dijo...

un día cojonudo, qué cojones!

Nacho Cembellín dijo...

Vasquito, quién ha dicho que tú busques estatus, era un guiño para el llorón de Juanjo (y era broma tontaina... a Juanjo), no me referia a ti. Tu ya tienes MUXo estatus ;-).
Si, cojonudo ;-).