domingo, 21 de septiembre de 2008

Alelo 334

Ahora resulta que la infidelidad, en concreto la masculina, es culpa del alelo 334. El instituto Karolinska de Estocolmo publicó hace dos semanas un estudio que sentaba cátedra sobre los efectos del alelo 334 o gen de la infidelidad: los varones que lo poseen rechazan la vida monógama.

Ya está, otro misterio resuelto. Ya hay explicación y expiaciación a tanto deseo descontrolado. De un plumazo hemos descubierto que la pimienta de las relaciones humanas es debida a un gen con un número que ni siquiera es significativo, 334. Por que ni sumándolo, descomponiéndolo o conmutándolo lo hago tan interesante como el 69, el 44 ó el 172 (44, número del kamasutra, ambos amantes de costado. 178, sumatorio del 69 y una botella de 103). Y es que me vais a perdonar pero a mi este alelo se me antoja el símbolo de la libertad mas darwinista y como tal puede que su simbología en código de barras me lo tatúe en la nuca como muestra de mi rebeldía ante la más oscura y retrograda intención de decir quiénes somos y porqué.

He sido monógamo e infiel y sin embargo no me ha cambiado un ápice el color de los ojos, la altura de mi cuerpo la forma de mi rostro. Por lo que significativamente, el 334, muta. Y si es así no puedo más que maravillarme y hacerme fam total de este magnífico gen. Responsable de maravillosas historias de pasión traición y aventura:

Los 50 km que recorría en coche para ver a mi amante el verano pasado. Cerraba la puerta de casa y dejaba atrás el papel de esposa y madre perfecta para convertirme, 40 minutos después, en amante apasionada y desenfrenada. Conducir pensando en cómo me tocaría, lo que me haría, cómo me sentiría y el placer que experimentaría en su cama durante unas horas hacía de esos cortos viajes los más eróticos de mi vida.

Carlotta (correo electrónico para el Pais semanal).

C
omo especia afrodisiaca imagino yo a este divertido gen aunque no voy a ser yo quien le eleve a lo alto de un altar, justificando cara duras y mentes insensibles que se valen de la inocencia de sus parejas, amistades o compañeros para aplacar sus más oscuros deseos. Porque digo yo que si este gen es el responsable de las infidelidades conyugales también lo será de las propias en lo más cotidiano. O es que sólo se puede ser infiel en la cama o en la religión. Y es que infieles los hay de todo tipo y condición. Aunque estos, quizás por cansinos y poco discretos, son más tolerados y lo que es peor más sufridos.

Decía un artículo que leí esta semana que el descubrimiento de este gen, quizás supusiera la cura de tal mal que tanto daña a parejas y familias. El Armageddon sería menos efectivo que la supuesta inyección, quizás esta si sea la solución al temido cambio climático, a la capa de ozono y a la crisis hipotecaria que estamos viviendo. Y es que si un gen tan sabio y decisivo es eliminado en qué quedaría nuestra sociedad, sería el fin también de las fantasías sexuales donde pareja y amante muchas veces no tienen cabida???. Me vais a perdonar, pero yo, que creo en la confianza y el respeto, en la fidelidad de intención y de hecho, yo que valoro la amistad por encima de todo y que me revelo ante el mentiroso y el infiel más de hecho que de palabra, me niego a que me maten mi gen mutante, mi gen rebelde y pendenciero que si bien no siempre puede conmigo más de una vez, con su loca imaginación me hace gozar como ninguna amante jamás ha podido.

;).

P.D.: llueve afuera y mi gen rebelde me dice que sea infiel a la bici de carretera, a la piscina clorada y que coja mi bicicleta de montaña, mucho más macarra y divertida y que me vaya a Valdelatas a respirar humedad, frescor y libertad.

26 comentarios:

Furacán dijo...

Lo del alelo famoso se ha sacado totalmente de contexto y es una muestra más del tratamiento que se le da a las noticias de ciencia en esta sociedad.
A ver, no sé si será este el mejor lugar para soltar un ladrillo pero bueno, intentaré explicar de que va el rollo y que cada uno saque sus conclusiones.
El estudio en cuestión consistió en una simple encuesta a parejas sobre si estaban satisfechos con su relación, como veían a sus parejas y cosas así (supongo que los suecos serán fiables pero me acuerdo cuando nos hacían encuestas sobre sexo en el insti y poníamos las mayores burradas a propósito jajaja).
Bueno pues el estudio se realizó sobre 550 parejas y el famoso alelo 334, estaba presente en dos de cada cinco varones del estudio.
Los investigadores encontraron que los hombres que llevan una o dos copias de la variante del alelo 334 se comportan de forma diferente en las relaciones de pareja que los hombres que carecen de esta variante del gen. Los individuos que llevaban una o dos copias de la variante del alelo 334 tenían el doble de probabilidad de haber sufrido una crisis de pareja en el último año con respecto a los hombres que carecían de esa variante.
Por otra parte las mujeres unidas sentimentalmente a los hombres que llevaban el alelo se mostraron menos satisfechas de su relación amorosa, que las unidas a los hombres sin esa variante.
Así que se concluyó que los hombres que carecen de la variante del alelo 334 tienen como una mayor capacidad de compromiso con sus parejas.
¡Pero ojo que estamos hablando de resultados estadísticos!

Por otra parte el mismo gen estudiado en ratones (repito en ratones) resultó estar relacionado con el comportamiento monógamo. Son monógamos según sea la recepción de la vasopresina en su cerebro (el gen codifica esos receptores). El receptor de esta hormona está conectado con el sistema de recompensas del cerebro y los que poseen la variante del gen sienten un mayor placer al aparearse cuantas más hembras mejor.

Vale dicho esto, ni los humanos somos ratones (vale, algunos si :-)) ni los suecos son españoles (habría que ver el resultado de la encuesta aquí), ni hay un gen humano de la infidelidad.
Que influye vale (pero relativamente poco), que es más "fácil" para un portador del alelo ser infiel pues también, pero oye reducir a la mera genética el comportamiento humano es una estupidez. También hay genes relacionados con el alcoholismo o las adicciones y no todos los portadores, ni siquiera la mayoría, muestran esa conducta.
El ambiente, la cultura, la educación son tan importantes como la genética.
En ratones se puede ver mucho más clara la influencia del gen porque no tienen la complejidad de la sociedad humana.
En humanos eso no se puede hacer, hay muchos factores que influyen. Acaso quien no se ha visto atraido en el plano sexual por alguna persona pero lo ha descartado por otros condicionantes?
No hombre no, el 334 no es más que una excusa para algunos, o es que el gen es una especie de hombrecillo que te controla cual mazinger Z y te obliga a tirarte a todo lo que se mueva? jajaja
Los propios autores del estudio afirman:
"la influencia de los niveles de la hormona vasopresina y las relaciones sociales es “modesta” e insuficiente para predecir de forma exacta el comportamiento futuro de un hombre en una relación de pareja, ya que ahí intervienen otros factores socioculturales."

Pero claro esto no lo dicen y siempre vende más lo de la infidelidad por naturaleza y cosas así.

P.D. el artículo original: Hasse Walum, Lars Westberg, Susanne Henningsson, Jenae M. Neiderhiser, David Reiss, Wilmar Igl, Jody M. Ganiban, Erica L. Spotts, Nancy L. Pedersen, Elias Eriksson and Paul Lichtenstein. Genetic variation in the vasopressin receptor 1a gene (AVPR1A) associates with pair-bonding behavior in humans. PNAS, Early Edition, 2-5 September 2008

Nacho Cembellín dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nacho Cembellín dijo...

Asi es Furacán,los medios suelen contar lo que quieren o lo que suponen más va a llamar la atención a sus posibles espectadores. Lo importante no es el rigor de la noticia sino lo espectacular de lo mismo.

No obstante me quedo con lo gracioso del asunto y la mera idea de un gen golfo me despierta, al menos, una sonrisa.

inma dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
inma dijo...

Y cual es el gen femenino?? A mi también me resulta muy gracioso.

davidiego dijo...

no somos seres humanos para dominar o dejarnos llevar por nuestras pasiones?? ahí está la gracia, el mérito, la fuerza.

(me recuerda una entrada en la que hablaba de hombrecillos que nos dominaban, si lo reducimos todo al mínimo al final dependemos de canales a través de la membrana de un par de células...)

y en los estudios suele salir (resaltar) lo que interesa al que paga.

diego dijo...

pues el alelo de lelo no tiene un pelo.... o sí porque creo que dónde mas hay es entre el ombligo y las rodillas ;-)
precisamente hoy en el mundo, hablan de este gen y del estudio. casualmente, a continuacion hablan de cuernos y citan a una autora que ha escrito un libro sobre el tipo de cuernos que hay ... para que cada uno se situe vaya. :-)
tambien mencionan la encuesta que hace durex todos los años sobre el porcentaje de infidelidad ( 60% en hombres y 40% en mujeres) lo cual es significativo ya que hay un 20 % de tios que se autofollan entre ellos.
en fin, que éste , no es pais para viejos.
y por cierto. por qué le llaman alelo? el femenino seria olela no?
je je

Esperanza dijo...

cuando quieras ser infiel, acuérdate de mi...... quieto, parao!!!!! que me refiero a la bici!!!!! yo tb he sacado la de montaña. Almas gemelas, Nacho, almas gemelas. ;-)

Nacho Cembellín dijo...

Lo se Espe, lo se...;).
Chulo... los del estudio si que están alelaos perdidos, porque digo yo, si los hombres tenemos solo dos neuronas y una es pa´ follar y comer, y la otra pa´ no cagarnos, tener un alelo que te dice que tienes que ser infiel... no se, me faltan neuronas o me sobran dedos...;)
Davidiego... lo cualo????. Esto de tener lectores científicos de verdad y que enciman trabajan de eso, de cientíiiificos, está muy bien para la galeria pero yo me vuelvo loco, loco...;). Lo dicho, el problema va a ser q faltan neuronas

akela dijo...

Yo creo que si que efectivamente faltan neuronas..... de verdad que a la gente le da por estudiar cada cosa!!! me parto

¿y qué rige a las mujeres infieles? al no ser un gen "alelao", igual son los tíos güenos...je,je va ser que SI

Besicos

palmerin dijo...

"la encuesta que hace durex todos los años sobre el porcentaje de infidelidad ( 60% en hombres y 40% en mujeres) lo cual es significativo ya que hay un 20 % de tios que se autofollan entre ellos." Incorrecto

Supongamos 10 matrimonios hombre-mujer. 6 hombres infieles (60%) se podrían follar o ser follados por 4 mujeres infieles (40%). Eso sí cada mujer tocaría, de media, a más de 2, o sea suponiendo heterosexualidad, la mujer infiel lo es con mayor número de personas que el hombre.

Si suponemos homosexualidad se complica pero...

Tengo una piruleta fieles? perdón digo, quieres?

palmerin dijo...

En cuanto al Alelo solamente decir que hay otro estudio que dice que tal bicho se potencia y desarrolla más en los televidentes de GH (Gran Hermano).

Furacán dijo...

No si el estudio es interesante, en el fondo el interés de los autores estaba en ciertas patologías del comportamiento como el autismo. Este resultado tan llamativo y sorprendente es sólo un efecto colateral.
Por cierto las chicas también tenéis el mismo alelo eh? no os vayáis a creer... lo que pasa es que aún no se ha estudiado su efecto.
De todas formas las hembras de la especie humana son las únicas entre los primates que ocultan la ovulación, (no muestra signos externos claros como pueden hacer las hembras de chimpancés) y ocultar la ovulación es una clara ventaja para la infidelidad femenina...

diego dijo...

si chema ,pero no vale repetir.

palmerin dijo...

:)

a ver cuando escribes algo joder, estoy ansioso

edecast dijo...

De verdad que ya no sabes que hacer para justificarte. Ahora nos cuentas lo del gen...
Yo tengo un amigo que era más infiel que las gallinas. Pero si tenía que dar un riñón por su chica daba el riñón y los pulmones si hacía falta... Esto también se explica con el leolo ese?? ;-)

Nacho Cembellín dijo...

Menos mal que estaba Chema para animar el cotarro... muy bueno.

Vasquito, que no, que no te enteras. Yo no me justifico, soy lo que soy y he sido lo que he sido. Y lo de tu amigo yo tb lo he visto y al final acabó como el rosario de la Aurora.

Elisa dijo...

doctor amor!!, jeje, cómo me mola este artículo!!, me ha encantado.

Desconozco si este gen es bueno, regular, malo, opcional o viene de serie, el caso es que el humano sigue en sus trece de ponerle nombre a todo. Si no existiera ese gen, supuestamente responsable de las casi mimetizadas "canas al aire" de los infieles, se lo habrían inventado.

En mi opinión, se es infiel, tanto ellas como ellos, porque todo se ha vuelto demasiado fácil, se vanalizan las relaciones de pareja, las de los amigos y todo en general... creo que es una tendencia creciente en la época en la que vivímos y tendrá consecuencias emocionales penosas a largo plazo.
Y que, al igual que los pantalones de campana y los de pitillo van y vienen, estoy convencida de que tarde o temprano volverán las relaciones "sanas", simplemente, por la propia necesidad que tiene el ser humano de ir contracorriente y vivir en propia carne los extremos y, cuando estén saciados de "amor puro y tal y tal", volverán al desparrame que, según mi opinión, insisto, vivímos ahora. Es decir, que esto es como un tiovivo y todo así, aplicado al sistema que nos ha tocado vivir.

Besos alelos!!

Elisa dijo...

banalizan, perdón.

Nacho Cembellín dijo...

Si, estoy de acuerdo contigo... estamos en tiempos de tirar las cosas cuando se rompen en vez de arreglarlas... es más sencillo rápido e ilusionante pero cada vez que tiras un objeto viejo, que te ha acompañado en muchas situaciones... algo de ti se va con él.

Elisa dijo...

¡¡eso es!!

akela dijo...

Pues nada habrá que hacer cursillos de "arreglaje" igual también resulta sencillo, a lo mejor menos rápido, pero seguro que también ilusiona y tendremos la ventaja de que no se nos vaya nada de "nosotros"

Besicos sin alelo

Nutria dijo...

Ya, ya bueno, pero es que lo de la pareja está muy bien, y todo eso, pero a lo mejor es que el tinglao está mal montado. Y habría que tener una pareja pa follar, otra pa irse de vacaciones, otra pa hacer deporte, otra pa contarle las penas, otra para escucharle las suyas... Es que pretender que el mismo ser humano te complemente y te llene en todo igual es mucho pedir, ¿no?

Ojito, que conste que si tiene que ser uno pa todo pa mi que sea mi Fósilman.

misstake dijo...

Qué frustrante, y a la vez qué alucinante, me resulta que sean cinco puti bases nitrogenadas (T,G,C,A,U)las que condicionen nuestro comportamiento. Ellas revolviéndose, apareándose, uniéndose y fraccionándose, para hacer de nosotros lo que somos.

lover dijo...

total que estamos todos SALIDORROS

Nacho Cembellín dijo...

Lover... bienvenido hombre.. no lo dudes y que dure.

Nutria, tampoco es necesario, vaya estres... jajaja.

Misstake, ale en un par de frases has hecho lo mismo que Furacam, tu como Sequespeare y Furacam como Cervantes...;)