domingo, 20 de julio de 2008

Iron Man Austría



Qué te puedo decir para que corras, preguntaba Yolanda a alguien que ocupaba mi cuerpo pero que no era yo, mientras tanto desde fuera, yo flotaba como un puto globo preguntándome porqué cojones estaba metido de nuevo en ese infierno.... Nacho debes correr, venga que puedes... eres el único que no he grabado corriendo... quién me lo diría a mi, Yolanda caminando a mi lado y animándome como si le fuera la vida en ello. Ella no lo sabía pero esa acción podía suponer mi descalificación pero que les de a los jueces, que le de a la carrera y al diploma, que Yolanda me animara de esa forma, sentirla implicada en la carrera ha sido uno de los motivos por los cuales vuelvo a creer en esto.
Mi primer Iron Man fue una progresión y la continuidad de una inercia que formábamos un grupo de amigos. De los amigos de los que os hablo a excepción de uno todos hemos corrido en Austria pero a diferencia de Roth, en estos momentos es menos grupo que nunca. Desavenencias y traiciones de unos, pasotismo de otros e intereses encontrados nos van distanciando, este hecho normal en un grupo reconozco que en gran medida me ha afectado más de lo que deseara para mi motivación y la forma con la que me he encarado a este Iron Man. Errores los cometemos todos y aunque reconozco que la emotividad no puede ser una ley motiv, necesito ese empeño, esa unión que me incita a seguir adelante. Afortunadamente surgen otros detalles, se forjan lazos más intensos y descubres que la esencia no es tuya sino que está ahí para disfrutarla y descubrirla y el espíritu del Iron Man está en la propia carrera, en quienes la corremos y en los que con sus ánimo nos empujan a lograr nuestro reto. Quién sabe si lo que nos unió un día vuelva a hacerlo en un futuro.
Ánimo José Ignacio, gritaba el actual entrenador del segundo equipo del Barca, Luis Enrique. Uno más de quienes al grito de "podemos" animaban a cada corredor que tenía un nombre legible.... PODEMOS, PODEMOS, producto de marketing convertido en grito de guerra unido a la bandera del toro, quién sabe si es el inicio quizás de un nuevo movimiento. Eran las siete menos cinco de la mañana y el spiker cantaba a los futuros mujeres y hombres de hierro. Un cura metido en el agua nos vendecia a todos como si de guerreros nos tratáramos enfundados en nuestras armaduras negras con los ojos perdidos en la lejanía, imaginando las próximas ocho, nueve o diecisiete horas.
Corre maldita sea!!!. Imposible, algo me impedía hacerlo. No era el dolor, no era el cansancio, era mi mente que no quería, cansada y saciada de sufrimiento sordo me decía basta, hoy mando yo me dijo y la dejé, me venció.
Nadar, quién me lo diría, se está convirtiendo poco a poco en un placer y en el Iron Man es un bálsamo tristemente inútil. Así pues después de 1 hora y 6 minutos pasé de flotar a enfrentarme a la dura atracción terrestre. El día no iba a ser fácil y en los primeros kilómetros de bicicleta la lluvia intentaría refrescar temperamentos ardientes. La lluvia y la decisión de que mi bicicleta no quisiera ir bien afinada no me dejaba ir cómodo ni a ritmo. Mientras tanto me maravillaba con gigantes teutones, acoplados y destrozando desarrollos imposibles que subian y llaneaban de igual manera. Así, entre grupos y golpes de espuela a mi desviador llegué al kilómetro 100, creo, y a un avituallamiento que me enseñaría el significado de la chispa de la vida. Un voluntario me pasó una coca-cola fría que cargada de millones de burbujas me revitalizaba a cada trago. Con ganas me quedé de darme la vuelta e invitarle a unas cañas, el placer es más intenso en el infierno pensé entonces.
Otros hablaran de grupos y ruedas, yo estoy cansado pues parece que cuando hablamos unos con otros nadie lo hace y el caso es que ahí está, en España y fuera de ella. Y así, entre grupos más o menos legales y flipar con la calidad de alguna triatleta que después me arrasaría a mi e incluso al Vasco en el maratón llegué al final de los 180 km con un minuto más rápido que en Roth para un circuito supuestamente cinco minutos más lento. Y, oh! sorpresa, las piernas iban!!!!!. Sin calambres ni amago de ellos, cargado eso si, pero como todos y cada uno de los que allí nos encontrábamos empecé mi maratón y todo iba como no imaginaba en mi mejor sueño previamente.
Es increíble como se puede expandir o contraer el tiempo. Mismo espacio para tantos tiempos. Cada kilómetro pasaba a ritmo de cámara lenta, lejano y distante cada hito se alejaba como el zoom de una ventana indiscreta. Sólo los trozos de sandía y la segura determinación de que tardara lo que tardase iba a finalizar mi segundo Iron Man me impedía tirar la toalla.
La meta, el gran premio de cada carrera se convirtió en un amargo placer. Entre sólo y sin recivimiento alguno. Como un zombie me dirigí a la carpa de descanso donde tumbado en un banco despaché cuatro helados de golpe y de ahí a un jakuzzi que me refrescó lo suficiente como para ir en busca del Chulo y de Jaime. Fue este primero quien me regaló la inmensa alegría que supone terminar esta magnífica carrera. Un sueño cumplido que de nuevo hemos conseguido a pesar de tener que andar o arrastrarse. Chulo, después de esto nos debemos como poco un Acuarius de esos que tú y yo nos hacíamos en Valdelatas.
Hasta aquí la carrera, después siguiendo el ejemplo de David y Ainoa ( la foto de arriba es de ella, vaya suerte estoy teniendo últimamente porque esta es otra foto fantástica la verdad), nos quedamos en Austria, Eneko, un pitufo de dos años y medio, sus papis, Enrique alias el Vasco y Sara, Sonia y un servidor. Pero esa es otra historia, con fotos incluidas...

22 comentarios:

Elisa dijo...

¡¡Ole, ole y ole!!, estás hecho todo un campeón y que sepas que me siento superorgullosa de ti.

Un besazo!!

Ishtar dijo...

Yo creo que en una cosa taaaaan larga, cualquier pensamiento negativo te puede llevar a una espiral de negatividad de la que es dificil salir. De ahi la importancia que se le da siempre a la cabeza en los IMs. Hay que intentar, si al menos no tenemos el día para pensar en positivo, al menos procurar tener pensamientos neutros al estilo de "tengo que comer esto", "o beber aquello" o "no puedo pasar de X pulsaciones".

Pero eso ya lo sabes tú mejor que yo, así que no hace falta que te diga ná ;-).

Si no estás motivado, cambia de aires el próximo año y volverás al siguiente con energías renovadas. El barbecho siempre es bueno :-).

Besicos y enhorabuena, aún con los malos momentos, por haber llegado!

Inmaculada dijo...

NACHO ENHORABUENA!!!!

SACA LO POSITIVO QUE SEGURO HAY MUCHO.

BESOTE

akela dijo...

¡¡¡QUÉ ALEGRÍA LEERTE!!! ya pensaba que estabas para siempre anclado en esos mundos del pensamiento sin trasmitir, pero va ser que NO.

Tienes un mérito que muchos/as quisiéramos y una fuerza mental que más de uno/a desearíamos ¡¡jod.. con ese coco que llevabas y aún así pasaste la línea!!! yo tenía la certeza de que PODIAS pero ya sabes los miedos de los pinchazos, el encontrase mal, vamos las cosillas físicas, eran lo que siempre te dejan el gusanillo de pensar ¿llegarán?? pero el PODEMOS sabía que era más fuerte.

¡¡¡FELICIDADES!!! Y OLÉ, OLÉ Y MIL VECES OLÉ eres un crack, y un orgullo para los que te apreciamos y te tenemos como amigo ¡¡quélo sepas!!

Un besazo enorme FINISHER (dos años sguidos)

P.D. Bueno y de la foto ... ¡¡qué bonita, qué pasada!! otra para enmarcar en lugar preferente, en que km era???

edecast dijo...

Oye, torpedo, no sé como cullones lo haces pero sales en las fotos de la hostia ;-)
Yo te ponía en barbecho pero de otra cosa ;-)
Dontworry que habra mejores IMs. Y en este seguro que te ha servido para "aprender" como funciona el coco ;-)

Elisa dijo...

sí, sí, la verdad es que en la foto te sales, eh??

Nacho Cembellín dijo...

Je... si ya lo he dicho más de una vez, como perro de exposición no tengo precio. Ahora bien Vascuence, tengo varias fotos tuyas que van a crear legión de admiradoras por aquí, pero poco a poco, dosificando....;).

Despues de pensar en la carrera creo que no me tomé muy en serio la comida y mi cabeza no fue como siempre es. Pero tengo claro que iba en mejores condiciones que el año asado, así pues lectura obligatoria, la mente es quien más fuerza tiene y sino que se lo digan a Jaime.

Era el km 1 de la maratón e iba muuuuuu bien ;), cosa que el año pasado no era así. Lo peor es que no surgieron pensamientos negativos, sino hastío... en fin. Que he corrido porque estaba apuntado pero no tenia ningún objetivo claro y así pues no se puede.

Puede que haga caso a Ishtar y el año que viene me de por los RIAD otra vez, o por la cría de calamares o monte una empresa de triatletas cansados. Ya veremos, lo mismo me voy de expedición con Akela. Bueno, me alegro que os haya fustado, en unos días iré colgando fotos y contando cosas de Austria.... besos.

Esperanza dijo...

No sé qué pasa que escribo comentarios en tu blog y no salen. :-(

En fín, que repito lo que había puesto: "Que sólo te digo, Nacho, que tienes un pedazo corazón que no te cabe en el pecho". Eso es todo.

davidiego dijo...

Dedícate a ser modelo de piezas y aparejos triatléticos!! pero alegra un poco ese espíritu, hombre.

Haz lo que quieras, haz lo que debas, pero busca aquello que te llene. Ya se aposentará ese frasco de sensaciones que llevas encima y verás qué es lo que merece la pena.

Un abrazo y ya nos veremos, esperando leerte antes.

Nacho Cembellín dijo...

Que no Espe, que no, muuu tonto pero nada más.

David, motivación, pero no te preocupes la conseguiré.

davidiego dijo...

Mira a los surferos, pueden pasarse toda la vida buscando la ola perfecta, porque tienen fe en que llegará y ese día estarán delante.

Sigue haciendo largos en la pisci de moda sin volteo de pies sino de ojos para admirar el paisaje, cuando llegue octubre ya me contarás..

diego dijo...

y que te digo? si ya te he dicho todo lo que te podia decir! todo se pega... ahora resulta que te he pegado eso de oir y no escuchar;-)
en fin perro lobo, yo creo que cuando toca comer hidratos pues se comen espaguettis y cuando toca proteina pues fileton, no se si me entiendes. creo que si.
el IM, tu IM ; pues es tuyo y lo has hecho de la mejor manera que podias hacerlo en ese momento, tenlo claro. Yo, estoy orgulloso de ti.
Con respecto a Yolanda, pues mi chica ha sido la gran tapada de esta aventura. Impresionante Yolandita!
solo tres cosas mas,
1ª veeeeeente a Roooooth!
2ª Acuarius en cuanto pueda respirar, ahora estoy constipado.
3ª mira que es fea tu moto cojones!
firmado,
el chulo, mas chulo que nunca ... que para eso es finisher ( aunque ya , a toro pasado,no es pa tanto).

diego dijo...

pero que coños , ¿he dicho yo que nos es pa tanto?
pues me he confundido.

miguel a. muñoz romero dijo...

flores,flores y mas flores.
La amistad no es lo que esperas,
la amistad esta donde no la esperas.
cosecuencia y echo,no siempre es bueno,no siempre es reciproco.
wuelcome to the real word.

davidiego dijo...

Pues vale, ya me contaréis...

Nacho Cembellín dijo...

Roth, la verdad es q es una carrera para repetir pero creo qu aún es pronto.

No tienes ni idea de bicis, para ejemplo la Merida asi que no pretendas tener de motos...;) cutre-scutero

Miguel.... sólo conozco una persona más sabia que tu (tb te dobla la edad), un día de estos te lo presentaré.

Nacho Cembellín dijo...

David.... ja, ja, ja.... el chulo ya está apuntado a Roth. Yo aún ando pensando q hacer, pero Nuva Zelanda me llama.

akela dijo...

Pues yo te tomo la palabra a lo de la expedición, mucho me temo que vas a tener más de un objetivo a cumplir en el 2009... je, je en la variedad está el gusto

Ah!! y además yo te sigo viendo un trigalleta fantástito

Un besete

Elisa dijo...

las fotos, todas, me encantan pero sin duda, las que me fascinan son las de las pompas de jabón... ¡¡espectaculares!!, ¡felicidades!

Furacán dijo...

Enhorabuena!
Igual dentro de un tiempo ves todo de otra forma. Hay recuerdos que ganan con los años.

Saludos!

Sergio dijo...

Un poco tarde... pero ehnorabuena.

Nacho Cembellín dijo...

Gracias a ambos....