viernes, 14 de marzo de 2014

Iditarod 2014

Me encantan los perros, no lo puedo remediar. Su forma de ser, encarna los valores que todo ser humano con principios anhela adquirir pero que por su condición tiene complicado conseguir. Cuando un perro te demuestra afecto o fidelidad lo hace sin reservas y con total honestidad. Es incondicional. Se dan y no dejan nada para otro momento, los que llegan a líderes, basan su liderazgo en el ejemplo, la mitigación de la agresividad y en la armonía del grupo. El día que adquieres una relación de amistad con un perro, ese día tu vida cambiará y comprenderás que ningún ser humano se comportará contigo como ese amigo de cuatro patas, que siente el mundo a través de su olfato y que su mayor deseo es sentirse parte de la familia con la que viven y con la que quieren compartir todo su tiempo.





Tenía curiosidad por ver esta mítica carrera. Mucho había leído y me preocupaba encontrarme detalles que no me gustaran. Me equivoqué, al menos en lo que desde mi atalaya pude observar. Musher y perros demostraron una complicidad y armonía que ya me gustaría observar en la mayoría de los dueños que observo a diario por las calles de nuestras ciudades. En las horas previas al inicio de la carrera, se respiraba una calma sorprendente. Perros dormidos plácidamente en sus chelines, musher dando sus tiempos de juego y compromiso de manada con cada uno de sus perros. Una hora antes se les da de comer un bol de pienso, y un trozo de salmón, si, mezclan pienso con comida natural. 


Observé que ninguno de los perros que allí vi cumpliría aquí el ideal de peso, su complexión era la de atletas de élite. Costillas marcadas y músculos definidos. Y también pude observar que había de todas las edades, sorprendentemente vi perros con siete e incluso ocho años compitiendo en la más alta competición que un perro puede realizar en este planeta. Y por último constaté, q si bien vi algún macho castrado, la mayoría y al contrario de lo que he leído en algún artículo, la mayoría (al menos en machos pues en perras no se puede saber a simple vista) no estaban castrados.



Respecto a la organización del evento que decir de los mejores organizadores de grandes eventos a nivel mundial. Cuánto tenemos que aprender. Voluntarios que pagan por asistir, espectadores con un civismo exquisito, consciente del lugar que visitan y que dejan tal cual han encontrado. Los yankees tienen muchos defectos, todos lo sabemos, pero tienen grandes virtudes y en esto de crear y organizar espectáculos nos dan muchas vueltas de ventaja. Desde el punto de vista del organizador y desde el propio espectador.




Tuve escasamente quince minutos para hacer fotos dentro del espacio por donde los trineos atravesaban el lago. Después, alguien de la organización se percató de que mi pase no tenía el privilegio suficiente para estar donde yo me hallaba. Pude colarme otra vez cambiando el gore naranja por un plumas negro pero el despiste sólo me dio la oportunidad de hacer la última foto a ras de suelo que veis. No obstante, tiempo más que suficiente para lo que es la salida, pues lo interesante venía después y esa sería una aventura a vivir en otro momento, la nuestra empezaría un par d exoras después y esta la contaré en la próxima entrada.







2 comentarios:

Jefferson Aleman dijo...

Buenas!

Estoy dando a conocer (spameando otros blogs) mi aventura cicloturista por la Florida en EEUU. No es que lo diga yo pero parece interesante. Te apetece echarle un vistazo? También podemos intercambiar links.

http://www.bicycleroutes305.com/

Saludos desde el "Sunshine State."

macnacho dijo...

Estas fotos son de las que te paras un segundo de más. Te felicito.