sábado, 12 de diciembre de 2009

Por escribir que no quede.




A veces para escribir sólo basta sufrir. Es la nostalgia sentimiento impío que hurga dentro del corazón y sangra aquello que oculto. Resuella al penar.
Pero a falta de pena, bien vale una melodia para evocar momentos pasados dónde el sufrimiento acampaba libre en un corazón que hastiado de dolor tomaba a aquella como alimento flaco.
Lisboa, déjame soñar una vez más con la voz de Mariza tiempos en los que mis ojos volaban a parajes lejanos, tiempos en los que la ilusión nublaba la vista... cantos de otro hombre que ahora añora ser niño.
Busca siempre el horizonte, levanta la mirada del suelo y eleva un poco la vista, quizás entonces dejes atrás tus pesados pasos. Mi boca siempre independiente, deja escapar una leve sonrisa recordando al otro hombre, aquel que un día creyó que lo imposible era un reto y que el mundo era un sueño.
Inspira....... expira. Basta el aire de un globo inflado por un niño para llenar el hueco dejado por lo perdido en el tiempo. Tiempo, ese es el ladrón, solo ese. Tridente mágnifico, pertinaz en su pasado, imprevisible en su presente e imposible en su futuro.
Escucha a tu cuerpo hoy aquejado de quiebros y retuerzos. Siente como te habla y susurra con más o menos delicadeza que el tiempo maldito no para pero si fustiga. Acariciate y cuentame si lo que palpas es tu envoltorio o el recuerdo de tu camino porque el mio es un pergamino retorcido por el puño de mi corazón a veces castigado y hoy mimado.
Y aquí os digo, amigos, que el pasado, el presente y el futuro son espacios infinitos, perpetuos participes de nuestras vidas, carceleros de nuestros sueños, testigos de victorias y derrotas e implacables en su empeño.

10 comentarios:

lover dijo...

QUE GUENO ERES CABRON

Emilio dijo...

Me quedo con las 2 primeras frases krak

Esperanza dijo...

Me estoy conteniendo..... me estoy conteniendo....... me estoy conteniendo......

¡¡¡¡La ga.............!! No!!! No lo diré. Autocontrol, autocontrol.

Rachel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
akela-mae dijo...

¡¡Precioso, Nacho!! sin desperdicio en ninguna frase.

Me ha encantado lo leeré más veces.

Besicos.

David dijo...

Joder Nacho.

Pufff.

Atalanta dijo...

Coño, Nacho. Grande, de verdad que sí, chulo.

Shang Yue dijo...

somos nosotros los que residimos, día y noche, en nuestro pasado, presente y futuro

los que, azotados por los más variopintos estímulos, soñamos y escribimos nuestras metas, o nuestro dolor

hoy quizás te acompañó la nostalgia, pero doy fe de tu alegría y buen humor en casi todas tus letras

el chulo dijo...

que te pires!

Roberto dijo...

Chulo que faklta de sensiblidad, a mi me parece una pasada, mejor dicho " Inmenso ".

El ultimo parrafo lo copio y lo guardo es genial¡¡¡